Victoria Padial Hernández

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Victoria Padial Hernández
Granada

Victoria Padial Hernández

10.08.1988

Granada

2
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2010 Vancouver (Canadá)BiatlónFemenina7,5 km velocidad
Puesto 87
2010 Vancouver (Canadá)BiatlónFemenina15 km individual
Puesto 86
2014 Sochi (Rusia)BiatlónFemenina7,5 km velocidad
Puesto 52
2014 Sochi (Rusia)BiatlónFemenina15 km individual
Puesto 54
2014 Sochi (Rusia)BiatlónFemenina10 km persecución
Puesto 46


Biografía de Victoria Padial Hernández

Primera y única biatleta española en unos Juegos Olímpicos, primera medallista nacional en un mundial y un europeo, primera participante en la Copa del Mundo… Si un calificativo se ha ganado a pulso Victoria Padial a lo largo de su ya extensa trayectoria deportiva es el de precursora del biatlón femenino en España. O pionera, como se prefiera. Distinción que, sin haber alcanzado los 30 años de edad, suma a sólidos valores personales que siempre han presidido su actuación dentro y fuera de los caminos de nieve: el optimismo, la exigencia y la perseverancia.

Solo con el ejercicio activo de estas cualidades, junto a una preparación física y técnica cuidada y continuada, puede entenderse que esta granadina nacida en la capital el 10 de agosto de 1988 –aunque siempre residente en la vecina Albolote– haya llegado a dónde ha llegado, conviviendo –que no superando– con la enormidad de dificultades federativas, estructurales, logísticas y económicas propias de una disciplina deportiva tan extravagante en España como es el biatlón.

Hija de Víctor y María del Mar, Victoria Padial es una deportista innata. Ya en el colegio, su carácter activo se expresaba en la práctica de deportes como el baloncesto y especialmente el voleibol, haciendo de su aprendizaje un disfrute sobre todo cuando había de competir con otras escuelas. Del mismo modo, nuestra protagonista profesó afición por el baile, estando en una academia de flamenco. Sin embargo, esta y otras actividades pasaron a su segundo paso –o desaparecieron– cuando canalizó todas sus energías hacia el esquí de fondo.

Victoria había empezado a practicarlo en Sierra Nevada en el invierno de 1995, cuando contaba con 6 años. Aquel divertimiento de fin de semana, que compartía con la familia y amigos, fue tomando mayor seriedad bajo la tutela de un tío suyo instructor hasta que se comprometió plenamente con el entrenamiento ya con los colores del Atlético Monachil, la tutela de la Federación Andaluza de Deportes de Invierno y el entrenamiento de Manuel Ruiz Santiago “Bartolo”.

Con estos ingredientes, Victoria logró en la temporada 2000-2001 un primer resultado significativo cual fue la medalla de plata en el Trofeo Topolino de Esquí de Fondo –el mundial oficioso para infantiles y alevines– celebrado en Castello di Fiemme (Italia), subcampeonato al que sumó el título nacional infantil. Estos éxitos le abrieron las puertas del programa de detección de talentos de la federación española (RFEDI) ese mismo año y el temprano ingreso durante la campaña 2001-2002 en el equipo nacional juvenil, pese a tener todavía categoría infantil, lo que le permitió repetir presencia en el Topolino para buscar un título universal que tuvo a su alcance. Iba primera y destacada a 300 metros de la meta y una frustrante rotura del bastón le relegó a la 6.ª posición.

Asimismo, ese mismo invierno la granadina empezó a asomarse a distintos escenarios del circuito internacional, tales como la Copa de Europa –primero júnior y luego absoluta–, pruebas FIS (Federación Internacional de Esquí) y campeonatos. En tales competiciones, en el conjunto de las campañas de 2001-2002 a 2005-2006, cabe reseñar la 23.ª posición en el Campeonato de Europa Sub-16 de 2003, la participación en el Campeonato del Mundo Escolar de 2003 (5.ª por equipos, 17.ª en velocidad y 23.ª en estilo clásico), los triunfos en categoría júnior femenina en la Marcha Blanca de Ushuaia (Argentina) de 2003 y 2004 y en el Gran Fondo de Baqueira Beret de 2004, el 4.º puesto júnior en la Copa de Europa de Tarvisio (Italia) en 2004, diversos entorchados nacionales en categoría júnior y la medalla de bronce en 5 km estilo libre (2005) y la medalla de plata en velocidad estilo libre (2006) en los campeonatos de España absolutos.

Sin embargo, al término del invierno de 2006, Victoria Padial, con 17 años y diez campañas de dedicación al esquí de fondo, se sentía estancada y desmotivada, necesitada de un nuevo estímulo que encontró en el biatlón. “Era la combinación perfecta, la resistencia y la puntería, el estrés y la calma, la activación y la relajación, una multitud de emociones que controlar en poco tiempo y con mucha presión”, como afirmaba en una entrevista al portal Triatlonnoticias. El primer contacto con la nueva disciplina lo llevó a cabo el verano de 2006 en un campo de entrenamiento de la federación internacional (IBU) al que fue invitada y quedó “fascinada”, de forma que emprendió de forma inmediata los entrenamientos de cara a la nueva temporada, en la que el principal hándicap fue, obviamente, la adaptación al tiro y la adquisición de puntería.

Ciertamente no dejó de lado el esquí de fondo durante la campaña 2006-2007 –se proclamó campeona nacional júnior en doble persecución, 5 km estilo libre, velocidad y larga distancia, y subcampeona absoluta en velocidad y 30 km técnica clásica salida masiva–, si bien su inclinación hacia el biatlón era ya clara: campeona de España júnior, mundialista juvenil en Martello (Italia) –64.ª en velocidad 6 km y 67.ª en individual 10 km– y debutante en la Copa IBU, el segundo circuito de pruebas absolutas del calendario internacional solo por detrás de la Copa del Mundo, destacando sus posiciones en las estaciones italianas de San Sicario (21.ª en velocidad y 28.ª en individual) y Forni Avoltri (39.ª en velocidad y 23.ª en persecución), aunque su debut acaeció en Obertilliach (Austria).

No cabe duda de que Victoria había encontrado su verdadera vocación, en la cual tendría un aliado leal y comprometido como es el entrenador francés Alexandre Nappa, complemento inseparable en las pistas, los entrenamientos y al volante de la furgoneta en la que se desplazan por toda Europa para competir en la Copa del Mundo, Copa IBU y campeonatos en busca de los puntos que han posibilitado las dos participaciones de la biatleta andaluza en los Juegos Olímpicos.

La primera sucedió en Vancouver 2010, con apenas cuatro años de práctica, y, como reconoce la propia deportista, llegó de forma prematura pues, con 21 años, aún no estaba hecha –fundamentalmente en el tiro– en un deporte tan exigente. El estreno se produjo el 13 de febrero en el Parque Olímpico de Whistler, siendo la prueba la velocidad o sprint, sobre 7,5 kilómetros, en la que la granadina concluyó en la 87.ª plaza (penúltima), a cinco minutos de la campeona, la eslovaca Anastasia Kuzmina. Cinco días más tarde, Victoria cerró sus primeras Olimpiadas en la prueba individual de 15 kilómetros clasificándose 86.ª y última, a casi 16 minutos de la medalla de oro, la noruega Tora Berger.

Tras esta extraordinaria vivencia, el empeño de la andaluza por mejorar constituyó una prioridad personal, buscando continuamente la progresión entrenando y compitiendo con las mejores, lo que le llevó a culminar en los Juegos de Sochi 2014 la que hasta la fecha es la gran temporada de su vida. A la ciudad rusa del Cáucaso se presentó con una medalla (bronce) en el mundial de verano y dos metales (plata) en el europeo, una notable elevación de su nivel internacional que se refrendó en la sede olímpica de Krasnaya Polyana aupándose al puesto 52.º (de 84 clasificadas) en velocidad 7,5 kilómetros, al 46.º (56) en persecución 10 kilómetros y al 54.º (78) en individual 15 kilómetros, los días 9, 11 y 14 de febrero, respectivamente.

Amén de las dos Olimpiadas, el palmarés biatleta de Victoria Padial incluye comparecencias en todos los eventos internacionales posibles. En ámbito universal ha participado en 2 campeonatos del mundo júnior: Ruhpolding 2008 (53.ª velocidad, 26.ª individual y 46.ª persecución) y Canmore 2009 (38.ª velocidad, 40.ª individual y 38.ª persecución); en 3 campeonatos del mundo de verano: Haute-Maurienne 2008 (14.ª velocidad y 21.ª persecución), Nové Mesto 2011 (30.ª velocidad y doblada en persecución) y Forni Avoltri 2013 (medalla de bronce en persecución y 8.ª en velocidad); y en 6 campeonatos del mundo absolutos: Pieonchang 2009 (99.ª individual y 107.ª velocidad), Ruhpolding 2012 (103.ª individual y 65.ª velocidad), Nové Mesto 2013 (72.ª individual, 45.ª velocidad y 55.ª persecución), Kontiolahti 2015 (69.ª individual y 98.ª velocidad), Oslo 2016 (82.ª individual y 90.ª velocidad) y Hochfilzen 2017 (81.ª individual y 89.ª velocidad).

En la Copa del Mundo, desde 2009 a febrero de 2018 ha competido en 70 pruebas, siendo sus mejores resultados la 20.ª posición en velocidad en Pokljuka 2014, la 40.ª en persecución en Pokljuka 2014 y en individual en Sochi 2013, y la 44.ª en velocidad en Oberhof 2013. En el circuito de la Copa IBU, la mejor prestación se produjo en 2008 en Valromey, donde acabó 6.ª la prueba de velocidad.

Por último, Padial, cinco veces campeona de España absoluta (2008, 2009, 2010, 2012 y 2016), ha asistido a 8 ediciones del Campeonato de Europa: Otepaa 2010 (53.ª individual, 46.ª velocidad y 42.ª persecución), Ridnaun 2011 (40.ª individual, 46.ª velocidad y doblada en persecución), Brezno 2012 (30.ª individual, 34.ª velocidad y 34.ª persecución), Bansko 2013 (26.ª individual y 19.ª persecución), Nové Mesto 2014 (medalla de plata en velocidad, medalla de plata en persecución y 36.ª individual), Tiumén 2016 (48.ª velocidad y 55.ª persecución), Duszniki Zdroj 2017 (49.ª individual, 37.ª velocidad y 37.ª persecución) y Ridnaun 2018 (40.ª individual, 43.º velocidad, 26.ª persecución y 19.ª relevos mixtos con Roberto Piqueras).

Trotamundos en busca de la mejor preparación posible y profesional del biatlón dentro y fuera de las pistas, Victoria Padial ha sabido compatibilizar la práctica deportiva de alto nivel con la formación académica, habiendo logrado la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Granada (2006-2011), además de llevar a cabo dos másteres, sobre actividad física y salud (2011-2013) y entrenamiento y gestión deportiva (2013-2015).

Socia fundadora de la Asociación Española del Biatlón en 2015, Victoria Padial volvió a asaltar la temporada 2017-2018 “por libre” –habida cuenta la falta de apoyo de la RFEDI– con el único objetivo de obtener el billete para los Juegos Olímpicos de Pieonchang.

De esta forma, tras una concentración en Siberia, comenzó a finales de noviembre de 2017 a competir en la Copa IBU y la Copa del Mundo logrando clasificaciones intermedias en el primer circuito que le llevaron a un ranking individual suficiente para sus aspiraciones. No obstante, la falta de plaza olímpica para España –como había sucedido en los dos Juegos anteriores, en los que medió una invitación– impidió que la granadina viajase de Corea.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas