Tomás Piñas Bermúdez

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Tomás Piñas Bermúdez
Paralímpico

Tomás
Piñas

Granada

Tomás Piñas Bermúdez

08.07.1982

Granada

3
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2004 Atenas (Grecia)Tenis de mesaMasculinaEquipos 3
Puesto 5
2004 Atenas (Grecia)Tenis de mesaMasculinaIndividuales 3
Puesto 4
2008 Pekín (China)Tenis de mesaMasculinaIndividuales 3
Medalla de bronce
2012 Londres (Reino Unido)Tenis de mesaMasculinaEquipos 3
Puesto 5
2012 Londres (Reino Unido)Tenis de mesaMasculinaIndividuales 3
Puesto 5


Biografía de Tomás Piñas Bermúdez

Uno de los grandes exponentes del tenis de mesa andaluz en silla de ruedas –suya es la primera y única medalla paralímpica española en la categoría 3–, Tomás Piñas nació el 8 de julio de 1982 en Granada. Hijo de Tomás y Paula Purificación, con 11 años se sometió a una operación médica de riesgo en la columna y la médula se vio afectada, lo que le produjo una paraplejia del tren inferior.

Amante y apasionado del deporte –ha hecho baloncesto, tenis y esquí alpino–, el tenis de mesa le “fascinó desde el primer día. Al principio fue un pasatiempo, pero poco se convirtió en mi forma de vida durante tres ciclos paralímpicos”, siendo el artífice de aquellos inicios y consejero su paisano Manolo Robles. Luego, con la evolución de Tomás hacia el alto rendimiento, estuvo bajo la tutela de su primer entrenador, Paco Alonso, en los clubes La Raqueta y Arrayán (2003 y 2004) y, posteriormente, se integró en 2005 en el Caja Granada, donde el ruso Vladimir Choubine guio sus pasos hasta la retirada.

Gracias al empeño de Piñas por mejorar y al tiempo dedicado a los entrenamientos, su ascenso como competidor fue bastante rápido, teniendo en cuenta que la desgraciada intervención quirúrgica se produjo en 1994 y que ya en 1997, con solo 15 años, debutaba en el Campeonato de España, que ese año acogió Málaga, llegando a cuartos de final tanto en individuales como en dobles en silla. No obstante, también hay que matizar que la trayectoria deportiva de Tomás Piñas no ha sido excesivamente larga –permaneció en activo hasta 2012– en contrapunto a los extensísimos recorridos competitivos de sus coetáneos Álvaro Valera o José Manuel Ruiz, o de Robles y Miguel Rodríguez, con quienes formó el grupo de elite del tenis de mesa adaptado andaluz y español.

Tomás fue integrado en el equipo nacional en 1998 con motivo de los primeros Juegos Iberoamericanos de Tenis de Mesa para Minusválidos Físicos, que tuvieron lugar en Granada con la participación de México, Argentina, Venezuela y España. Piñas ganó en individuales 4, fue 5.º en el abierto en silla y medalla de bronce en equipos clase 3-4.

Al año siguiente, compitió en el primer Abierto Internacional de España, en Los Alcázares (Murcia), y sobre todo participó por vez primera –sin resultados dignos de mención– en el Campeonato de Europa, en Piestany (República Checa), donde luego acumularía cinco comparecencias más: Fráncfort 2001 (bronce en equipos clase 5), Zagreb 2003 (plata en equipos 3 y 9.º en individuales 3 y open en silla), Jesolo 2005 (9.º equipos 5 y 5.º individual 3), Kranjska Gora 2007 (5.º equipos 5 y 9.º individual 3) y Génova 2009 (bronce equipos 3 y 5.º individual 3).

Subiendo un nivel, el granadino debutó en el Campeonato del Mundo en China Taipéi 2002 (no pasó de preliminares) y repitió en Montreux 2006 (5.º en individuales 3 y 17.º en open en silla) y Gwangju 2010 (bronce en equipos 3 y 5.º en individuales 3), resaltando la conquista del bronce colectivo en Corea del Sur al lado del también granadino Miguel Rodríguez, su principal compañero en los torneos de dobles y por equipos, no en vano con él logró la ya indicada plata en el Europeo de 2003 –perdieron la final ante los británicos James Rawson y Neil Robinson– y el bronce en el certamen de 2009. Antes de Miguel, Piñas formó junto a Manuel Robles, con el que se colgó el bronce europeo de 2001 cuando tenía 19 años.

Amén de estos nueve grandes campeonatos (y cuatro medallas), cabe destacar que nuestro biografiado retornó a los Iberoamericanos en su segundo capítulo, La Coruña 2001, imponiéndose en individuales 3 y equipos 5, y que fue un asiduo en los abiertos del circuito mundial, donde desde 2001 a 2012 acumuló 58 medallas (20 de oro, 20 de plata y 18 de bronce), subrayando que fue campeón individual en La Coruña 2003, Emmen 2004, Eslovenia 2004, Lignano 2006 y 2010, Eslovaquia 2007, Liverpool 2008, Rumanía 2009 y Bilbao 2010.

Ausente de los Juegos de Sídney 2000, la primera Villa Paralímpica que Tomás Piñas conoció fue la de Atenas 2004, una experiencia transformadora para un joven de 22 años que, además, supo rendir en competición, concurriendo en Tomás la circunstancia de que ha sido en el marco de los torneos paralímpicos de individuales donde ha ofrecido su mejor rendimiento, llegando dos veces a semifinales, en tanto que en europeos y mundiales nunca pudo superar los cuartos de final.

En la capital griega nuestro biografiado caminó sin tacha en la primera fase –triunfos ante el sueco Oerjan Kylevik (3-2), el chino taiwanés Wu Cheng Sheng (3-2) y el eslovaco Peter Valka (3-0)–, octavos de final (3-2 al austríaco Egon Kramminger) y cuartos (3-0 al alemán Jan Guertler) antes de caer en semifinales ante el coreano Kim Young Gun (0-3) y perder el bronce, el día 21 de septiembre, a manos del serbio Zlatko Kesler (0-3).

Luego, por equipos clase 3, los andaluces Piñas y Miguel Rodríguez ganaron a los eslovacos (3-2) y perdieron frente a franceses (1-3) y surcoreanos (1-3) en la fase de grupos y quedaron fuera de las semifinales.

Cuatro años más tarde, en Pekín 2008, más maduro y asentado, Piñas firmó parecido recorrido en individuales, ya que ganó en preliminares al británico Arnie Chan (3-2) y al sueco Orjan Kylevik (3-1), quedó exento de los octavos de final, superó en cuartos al alemán Jan Gurtler (3-1) y volvió a perder en semifinales, ante el francés Jean-Philippe Robin (0-3), si bien esta vez se impuso en la final de consolación del 19 de septiembre (3-0 al brasileño Luiz Algacir Silva) para colgarse la medalla de bronce, el gran éxito de su carrera.

Definitivamente, Tomás Piñas cerró su idilio con los Juegos Paralímpicos en 2012, en Londres, donde los cuartos de final fueron un muro infranqueable, En individuales, luego de una dura primera fase –solo avanzaban los campeones de grupo– en la que perdió el primer partido ante el sueco Alexander Ohgren (1-3) y ganó el segundo al rumano Dacian Makszin (3-0), consiguió acceder a cuartos de final favorecido por el triple empate en cabeza de su grupo. No obstante, una vez allí perdió ante el que sería campeón paralímpico, el chino Feng Panfeng (0-3).

Por su parte, en equipos y de nuevo con Miguel Rodríguez –se perdió Pekín 2008–, los franceses eliminaron (1-3) a los españoles en el cruce directo de cuartos y aquel 5 de septiembre Tomás Piñas se despidió de las Paralimpiadas.

Para concluir la glosa deportiva del granadino, jugador de potencia dotado de un robusto tren superior, hay que detenerse en la cosecha recogida a lo largo de los quince campeonatos de España disputados, desde Málaga 1997 a Almería 2012, habiéndose ausentado en 2011 y 2013.

A título individual, la convivencia en la misma categoría con Manuel Robles le privó de obtener título alguno en silla hasta que en 2007 se implantaron las clases numéricas en los nacionales, de forma que en 2007, 2008, 2009, 2010 y 2012 se proclamó campeón estatal de la clase 3. Antes, con todas las clases en silla agrupadas, había sumado tres medallas de plata (2002, 2005 y 2006) y dos de bronce (1998 y 2000), y en la continuación de este formato a partir de 2007, el open en silla, fue subcampeón en 2009 y tercero en 2007, 2008 y 2012.

En dobles masculinos en silla y formando pareja fundamentalmente con Miguel Rodríguez, se colgó nueve medallas de oro (de 2003 a 2012, salvo 2011), dos de plata (1998 y 2002) y dos de bronce (1999 y 2000). A ellas hay que unir dos triunfos en dobles mixtos, en 2002 y 2005. Por último, en equipos, siempre que compitió se llevó el triunfo, con La Raqueta (2001 y 2002), Arrayán (2003 y 2004) y Caja Granada (2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010 y 2012).

En total, 40 medallas nacionales (27 de oro, 6 de plata y 7 de bronce) que hablan a las claras de la calidad del granadino, quien también participó en la conquista de cinco copas del Rey: La Zubia 2001 y Fuenlabrada 2002, con La Raqueta, y Sevilla 2004, Rivas 2009 y Barcelona 2011, con la selección andaluza a raíz de que el torneo copero se jugase por autonomías (2004).

Tomás Piñas anunció su retirada el 21 de mayo de 2013, pese a estar entre los diez primeros del ranking mundial, para iniciar una nueva etapa de su vida, expresando a través de una carta pública su satisfacción por abandonar el tenis de mesa habiendo ganado medalla en las tres competiciones más importantes: el Europeo, el Mundial y los Juegos Paralímpicos. Técnico especialista en prótesis dentales, en la actualidad vive en Granada junto a su mujer, Mónica.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas