Sara Fernández Roldán

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Sara Fernández Roldán
Paralímpica

Sara
Fernández

Sevilla

Sara Fernández Roldán

05.12.1994

Sevilla

1
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2016 Río de Janeiro (Brasil)AtletismoFemenina100 m T12
Puesto 9
2016 Río de Janeiro (Brasil)AtletismoFemeninaSalto de longitud T12
Puesto 8


Biografía de Sara Fernández Roldán

La última y pujante incorporación del atletismo andaluz paralímpico es esta joven sevillana deficiente visual que debutó en los últimos Juegos celebrados, los de Río de Janeiro 2016, de donde se trajo un diploma en salto de longitud que añadir a un historial deportivo que contempla por el momento tres medallas de bronce en eventos internacionales de primer orden como son el Campeonato de Europa (dos) y el Campeonato del Mundo (una).

Sara Fernández nació el 5 de diciembre de 1994 en Sevilla, aunque sus padres, Julio José y Mercedes, residían en el municipio aljarafeño de Villanueva del Ariscal, del que se mudaron a la vecina Espartinas cuando Sara tenía 12 años. Al igual que un hermano menor, también de nombre Julio, nuestra protagonista vino al mundo con albinismo, una condición genética que limita su visión.

Estudiante de Primaria en el colegio de su pueblo y de Secundaria en los Salesianos de Triana, cuando tenía apenas nueve años Sara comenzó a practicar atletismo en las pistas del Centro Deportivo Municipal de San Pablo, en la capital hispalense, dentro del grupo de entrenamiento de la ONCE. Dada su precocidad, ya en la adolescencia pudo cosechar numerosas medallas en los nacionales de categorías inferiores, siempre en pruebas de velocidad o de saltos, que ya empezaban a perfilarse como sus predilectas.

En 2009, todavía con 14 años, se estrenó en competición internacional en un campeonato de verano celebrado en Vilna (Lituania) para jóvenes atletas ciegos y deficientes visuales. Allí, la sevillana ganó los 60 metros y acabó segunda en la singular prueba de los 600 metros.

Al año siguiente (2010), Sara debutó en el Campeonato de España absoluto, en Jerez de la Frontera (Cádiz), y pese a su juventud se colgó la medalla de plata en 200 metros y la de bronce en salto de longitud, sus primeras preseas estatales. También en longitud logró en 2011 sendas medallas de bronce en el Nacional por selecciones autonómicas en Gijón y en el Absoluto al aire libre, en Valencia, significando que a partir de ese año unió su preparación a la tutela de la ex velocista Laura Real y cambió de lugar de entrenamientos, pasando al Polideportivo de Tomares.

Su progresión se hizo patente ya en 2014, cuando se proclamó campeona de España por comunidades en 200 metros, en Alfaz del Pi (Alicante), y de 100 metros en el Nacional al aire libre de Avilés (Asturias) –el que realmente otorga el título estatal. Unos resultados que propiciaron su estreno en el Campeonato de Europa que acogió en agosto la ciudad galesa de Swansea y donde la andaluza se aupó a la 3.ª plaza en longitud, con un salto de 4,42 metros. A su vez, cayó en semifinales tanto en 100 como en 200 metros.

Al año siguiente llegó el turno de conocer el Campeonato del Mundo, en Doha (Catar), y allí Sara volvió a subir al podio para colgarse el bronce, esta vez en relevos 4×100 metros categorías T11 a T13 –la suya es T12 con arreglo a su deficiencia visual–, prueba en la que el cuarteto español batió el récord nacional con un tiempo de 53.64, luego superado. Además, la sevillana fue 6.ª en salto de longitud (4,62) y cayó eliminada en las series de 100 metros (13.86). Antes, en esa temporada, se había proclamado campeona de España también en el relevo corto y medallista de plata en longitud, 100 y 200 metros, todo ello en la localidad murciana de San Javier.

Por fin llegó 2016, año de Juegos Paralímpicos, todo un sueño que Sara había ido forjando los años previos y que se hizo realidad merced a su actuación en el Europeo de Grosseto (Italia), a mediados de junio. En la ciudad toscana nuestra protagonista cumplió los requisitos que se le pedían y volvió a hacerse con una medalla de bronce, en esta ocasión en velocidad al marcar el tercer mejor registro (14.00) en la final de 100 metros lisos, y a punto estuvo de lograr otra en salto de longitud, donde fue 4.ª con 4,71 metros. En el relevo, en cambio, el conjunto español no concluyó la carrera. Días después, la andaluza fue medalla de plata en salto de longitud (4,67) en el Campeonato de España, en Alcorcón (Madrid).

De manera que Sara Fernández se presentó con la máxima ilusión a la cita paralímpica de Río de Janeiro, en la que debutó el 8 de septiembre en los 100 metros lisos T12, siendo tercera y última de la serie 1 de primera ronda con un tiempo de 13.96, el 9.º de las 11 clasificadas. Pasaban a semifinales las vencedoras de cada una de las cuatro series y los cuatro mejores tiempos, por lo que la corredora sevillana se quedó fuera por 44 centésimas, quedando clasificada en la 9.ª plaza final. El oro fue para la cubana Omara Durand (11.40).

Cinco días después, Sara tomó parte en la final directa de salto de longitud y con un mejor salto de 4,47 terminó 8.ª y última, con seis saltos válidos y un diploma en su haber. Venció la ucraniana Oksana Zubkovska, plusmarquista mundial, con 6,11. Por último, inscrita también en el relevo 4×100, nuestra protagonista quedó finalmente como reserva y no integró el cuarteto español, que fue cuarto y último, con Lia Beel, Izaskun Osés, Melani Berges y Sara Martínez.

Tras esta experiencia, la atleta hispalense del malagueño Club Atletismo Vélez prosiguió su ascendente trayectoria en 2017 proclamándose en Burgos campeona de España de 100 metros lisos y subcampeona en salto de longitud, antes de competir en su segundo Mundial IPC, el celebrado en julio de 2017 en Londres (Reino Unido), donde firmó la 5.ª plaza en 100 metros lisos –con 13.50, marca personal– y la 6.ª en longitud (4,57).

Al año siguiente (2018) compitió en el Europeo IPC de Berlín, de donde se trajo dos cuartos puestos: en longitud (4,92, a 12 centímetros del podio) y en jabalina (20,13); en el Nacional de clubes en Fuenlabrada sí se colgó tres medallas, de plata en longitud y jabalina y de bronce en 100 metros. A la misma localidad madrileña acudió en 2019 para el Campeonato de España FEDC, donde fue plata en longitud y oro en jabalina. Ya a finales de año fue convocada para el Mundial de Dubai (Emiratos Árabes Unidos), en el que se clasificó 8.ª en longitud (4,78) y 9.ª en jabalina (20,89).

En la actualidad, Sara Fernández, que en 2015 recibió el Premio Andalucía de los Deportes, continúa residiendo en Espartinas en el domicilio paterno y estudia el grado de Fisioterapia, después de haberse formado como técnico auxiliar en enfermería y técnico en imagen para el diagnóstico y medicina nuclear, actividad académica que compatibiliza con la práctica del atletismo, en el cual aún debería decir mucho.

Biografía extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y José Manuel Rodríguez Huertas, y actualizada a 14 de octubre de 2020