Rosario Corral Díaz

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Rosario Corral Díaz
Paralímpica

Charo
Corral

Almería

Rosario Corral Díaz

20.06.1967

Almería

1
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
1996 Atlanta (EE.UU.)Ciclismo_PistaFemeninaKilómetro en tándem
Puesto 6
1996 Atlanta (EE.UU.)Ciclismo_PistaFemeninaPersecución en tándem
Puesto 5
1996 Atlanta (EE.UU.)Ciclismo_CarreteraFemeninaFondo en tándem
Medalla de bronce


Biografía de Rosario Corral Díaz

La participación de los tándems ciclistas en las Paralimpiadas se inició en los Juegos de Barcelona 1992 mediante la disputa de tres pruebas de carretera, dos de fondo (para hombres y binomios mixtos) y una contrarreloj masculina. Las pruebas en pista se agregaron en Atlanta 1996, Juegos en los que por primera vez hubo eventos íntegramente femeninos –aun manteniéndose los mixtos– y en los que participó nuestra protagonista como piloto de la barcelonesa María del Carmen Chaves Calvo.

Rosario Corral nació en Almería el 20 de junio de 1967 si bien se crio en la localidad de Serón, en la falda norte de la Sierra de los Filabres, donde residió con sus padres, Rafael y Rosario, y sus dos hermanos hasta los 9 años, etapa y localidad en la que también inició los estudios en el Colegio Miguel Zubeldia. A la edad indicada, la familia se trasladó a tierras catalanas –concretamente a Casteldefels– para ganarse la vida en el campo. Allí, Charo prosiguió su formación académica en el Colegio Vistalegre y más tarde en el instituto del municipio barcelonés. Por último, ya en el Instituto Católico de Estudios Sociales de Barcelona, se licenció como asistente social.

Aparte de estudiar, crecer y hacerse una adulta, la almeriense comenzó a practicar ciclismo tardíamente dentro del club de Casteldefels como forma de dar rienda suelta a su gusto por las actividades al aire libre. No obstante, poco a poco el hobby fue tomando mayor protagonismo y ello desembocó en la materialización de una carrera deportiva en toda regla, eso sí, algo corta, pues su trayectoria de rendimiento se circunscribe prácticamente al lustro 1992-1996, cuando compitió en la categoría aficionada femenina a la par que corrió como guía de la deficiente visual Carmen Chaves.

En cuanto a su desempeño individual como ciclista, en equipos como Spontex, La Floresta, ONCE o Saunier Duval, sus mejores resultados llegaron en el año 1995. Hasta entonces los mayores hitos habían sido una medalla de bronce en el Campeonato de Cataluña (1992), el subcampeonato barcelonés (1994) y puestos dignos en el Campeonato de España (15.ª en 1992 y 14.ª en 1993) y la Escalada a Montjuich (13.ª en 1993 y 6.ª en 1994).

En dicha temporada de 1995, la mejor versión de Corral deparó prestaciones como el triunfo en el Campeonato de Barcelona y en las pruebas menores de Vilafan (Gerona) y Poliñá (Barcelona), el subcampeonato de Cataluña y posiciones de honor en la Escalada a Montjuich (4.ª), Vuelta a Navarra (7.ª y mejor escaladora), Campeonato de España contrarreloj (10.ª) y Vuelta a Vizcaya o Emakumeen Bira (17.ª). Por encima de todo ello, su hito más relevante llegaría el 23 de junio, cuando se hizo con la medalla de plata en el Campeonato de España en línea celebrado en Segovia sobre 85 kilómetros, después de llegar a meta destacada junto a la vasca Ainhoa Artolazábal, que la batió en el esprint.

Al año siguiente también registraría otros puestos de honor como la 11.ª plaza en el Nacional y la Vuelta a Navarra o la 25.ª en la Bira, si bien esa campaña ya estuvo más centrada en la preparación de los Juegos Paralímpicos con su inseparable Carmen Chaves.

Entre los logros obtenidos en tándem con esta deficiente visual de Hospitalet de Llobregat, hay que destacar que consiguió batir dos récords de España en junio de 1993 en el velódromo de París (Francia). Primero, el día 28 rebajó el del kilómetro (1:24.636) y, dos días después, se apoderó del de persecución (3.000 metros), con 4:20:038. Ambas marcas fueron mejoradas por las mismas protagonistas durante los Juegos Paralímpicos de 1996: 1:22.636 en kilómetro y 4:06:026 en persecución, registros ambos cuya vigencia se prolongó durante dos años hasta que fueron derribados por la piloto andaluza M.ª José López Pozuelo y Ana Belén Miguélez.

De París –Campeonato de Europa– el dúo Chaves-Corral se trajo una medalla de oro en kilómetro y dos de plata (persecución y velocidad), todo ello en pista, amén de otro oro en la prueba de fondo en carretera. Una especialidad esta en la que fueron dominadoras a nivel estatal durante todo el ciclo paralímpico, logrando el título en los campeonatos celebrados en Valladolid (1993), Santander-Torrelavega (1994), Segovia (1995) –justo el día después de que nuestra biografiada se colgase la plata individual en línea– y Barbastro (1996), en todos los casos luciendo el maillot de Cataluña.

El tándem andaluz-catalán también fue seleccionado para el Campeonato del Mundo de 1994 celebrado en Bélgica (Gante y Peer), donde se colgó la medalla de bronce en kilómetro. Méritos todos ellos que posibilitaron su participación en la décima edición de los Juegos Paralímpicos, a los 29 años de edad de Charo.

En la capital del estado norteamericano de Georgia, Atlanta, Rosario Corral debutó al lado de Carmen Chaves en las pruebas de velódromo, concurriendo el 17 de agosto tanto a la persecución individual como al kilómetro contrarreloj, ambas pruebas ganadas por las australianas Teresa Poole y Sandra Smith. En la primera, la pareja española se quedó a las puertas de las semifinales al marcar en la calificación el quinto crono (4:06.026) –entre siete tándems–, mientras que en la segunda bajó a la 6.ª posición a más de cuatro segundos de los metales y a más de nueve del oro (1:13.473).

Tres días después, en cambio, las españolas se pudieron resarcir en la carretera, donde se hicieron con una brillante medalla en la prueba en línea, llegando a pelear por el título. Chaves y Corral entraron a la recta final destacadas junto con otros dos dúos, pero al esprint el título se lo adjudicaron las canadienses Julie Cournoyer y Guylaine Larouche (1h30:49) y la plata las estadounidenses Julia Haft y Tiffany Tretschiok. Las españolas, a cinco segundos de las campeonas, se colgaron el bronce.

Al término de la campaña de 1996, Rosario abandonó la competición a niveles de rendimiento, si bien en los últimos años ha vuelto a practicar deporte como pasatiempo y reto personal, ya sea en pruebas de triatlón y atletismo (medios maratones y carreras populares) y, por supuesto, de ciclismo, como la Cronoescalada a Las Menas que se organiza cada año en el pueblo de su infancia, Serón, y que ganó en 2009, siendo segunda en 2008, 2010 y 2012.

Actualmente, sigue viviendo en Casteldefels con su pareja, Santiago, y la hija adolescente de ambos, Eva.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas