Marta María Gómez Battelli

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Marta María Gómez Battelli
Paralímpica

Marta
Gómez

Sevilla

Marta María Gómez Battelli

22.12.1990

Sevilla

2
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2012 Londres (Reino Unido)NataciónFemenina100 libre S13
Puesto 13
2012 Londres (Reino Unido)NataciónFemenina100 braza SB13
Puesto 10
2012 Londres (Reino Unido)NataciónFemenina200 estilos SM13
Puesto 10
2016 Río de Janeiro (Brasil)NataciónFemenina50 libre S13
Puesto 18
2016 Río de Janeiro (Brasil)NataciónFemenina100 libre S13
Puesto 18
2016 Río de Janeiro (Brasil)NataciónFemenina400 libre S13
Puesto 8
2016 Río de Janeiro (Brasil)NataciónFemenina200 estilos SM13
Puesto 14


Biografía de Marta María Gómez Battelli

La mejor representante de la natación adaptada andaluza –ninguna más que ella ha llegado al subcampeonato mundial y europeo– nació el 22 de diciembre de 1990 en Sevilla y lo hizo con cataratas congénitas, una deficiencia visual que nunca le ha impedido, como ella afirma, cumplir sus objetivos en la vida y en el deporte.

Hija de Miguel Ángel y María Teresa, Marta Gómez creció en el barrio del Arenal –la casa familiar está en la Calle General Castaños– disfrutando del juego con su hermana Mayte y sus amistades y estudiando en el Colegio Sagrado Corazón Esclavas de Sevilla, en San Vicente, donde destacó por las buenas notas obtenidas desde Primaria a Bachillerato. Su capacidad para los estudios le permitió tener tiempo para actividades extraescolares y, entre ellas, el baloncesto en su propio colegio y la natación, en la que se inició en 1999 gracias a que su madre la inscribió en la escuela deportiva municipal del centro Virgen de los Reyes, en la Macarena.

“Aquello que empezó como un juego al que iba dos veces a la semana me gustó cada vez más. En el agua me sentía libre y no dependía de nadie y esa sensación me fascinó”, recuerda esta sevillana de carácter amigable y risueña que con 11 años –año 2002– comenzó a participar en competiciones de natación adaptada autonómicas y estatales de categorías inferiores, como premio a su progresión en el vaso. La natación le gustaba y tenía condiciones para ella, condimentos fundamentales a los que unió su disciplina, constancia y capacidad de sacrificio para renunciar a muchas actividades propias de una adolescente en pos de un objetivo. Este no era otro que “probar hasta dónde podía llegar en la natación”.

Así, en 2004 se incorporó al Club Natación Sevilla (CNS) en cuyas instalaciones de la Calle Trastamara –hoy día clausuradas– emprendió una nueva etapa de entrenamiento y evolución al lado del técnico Manuel Ángel Calero con el fin de dar el máximo de su potencial. “El sueño de ser nadadora paralímpica” nació en aquellos comienzos en el rendimiento.

Compitiendo siempre en clase 13 –la menor discapacidad visual–, nuestra protagonista se presentó verdaderamente en sociedad durante el Campeonato de España por Comunidades Autónomas de 2008, en Barcelona, donde inauguró su cuenta de medallas en el nivel absoluto. Al año siguiente, obtuvo sus primeros títulos en los nacionales por autonomías y por clubes, en ambos casos en 200 braza, y a raíz del primero de ellos fue incluida en la selección española para debutar internacionalmente en el Campeonato Open de Alemania, en el mes de mayo en Berlín.

Sus buenas prestaciones en el afamado certamen berlinés ratificaron las esperanzas que el técnico nacional, José Luis Vaquero, tenía con ella y, posteriormente, en otoño, volvió a viajar con la selección española aunque esta vez a dos grandes compromisos como fueron el Europeo de Reikiavik (Islandia) y el Mundial en piscina corta de Río de Janeiro (Brasil). En este último, conquistó la medalla de bronce en 100 braza, metal que en la siguiente temporada 2010-2011 le abrió las puertas de la Residencia Joaquín Blume y Centro de Alto Rendimiento de Madrid mediante una beca.

Por tanto, tras una de las decisiones más difíciles de su vida pero a la vez más satisfactorias por cuanto suponía un paso definitivo en su ascenso a la elite deportiva, Marta abandonó Sevilla para marchar a la capital de España y entrenar junto a Vaquero y luego con Iñaki Urra. Paralelamente, Marta comenzó el grado en Trabajo Social en la Universidad Complutense de Madrid, el cual concluiría con éxito en 2014.

Las nuevas condiciones de entrenamiento y la total integración en el equipo nacional trajeron consigo la mejora del nivel competitivo de la hispalense, quien en 2011, en el Campeonato de Europa celebrado en Berlín, ganó tres medallas de bronce en las tres pruebas (200 estilos, 100 libre y 100 braza) donde participaría en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, luego de ratificar los metales con las marcas mínimas exigidas.

“Mis primeras Paralimpiadas las disfruté al máximo y he de reconocer que superaron mis expectativas”. Marta Gómez se estrenó en el vaso de la piscina londinense el 2 de septiembre para la disputa de las series eliminatorias de los 100 metros libre S13. Sexta en la segunda serie, su tiempo (1:08.81) ocupó la 13.ª posición entre las 16 concursantes, de modo que no pudo acceder a la final de ocho en la que venció la americana Kelley Becherer, con 59.56.

En sus dos siguientes apariciones, los días 7 y 8, la andaluza tampoco pudo clasificarse para la ansiada final, quedándose a más de dos segundos del objetivo y ocupando el 10.º puesto tanto en 200 estilos SM13 (con 2:46.90) como en 100 braza SB13 (1:27.89). Los triunfos en estas pruebas fueron para la canadiense Valérie Grand-Maison (2:27.64) y la australiana Prue Watt (1:19.19), respectivamente.

Con la “espina clavada de no haber podido entrar en ninguna final”, Marta encaró el nuevo ciclo paralímpico con toda la fuerza e ilusión del mundo por mejorar y con nuevos colores en el ámbito de club, ya que en 2013 fichó por el Club Náutico Sevilla tras derrumbarse en diciembre de 2012 parte del techo de la piscina del CNS.

Nadadora polifacética donde las haya, capaz de ganar en cualquier estilo, de cara a los Juegos de 2016 se centró fundamentalmente en los 400 libre, distancia en la que se proclamó subcampeona del mundo en 2013 y de Europa en 2014 y con la que finalmente cumplió su anhelo de nadar la final paralímpica. Sucedió el lunes 12 de septiembre de 2016 en el Estadio Acuático Olímpico de Río de Janeiro. Por la mañana había superado las series con el 8.º mejor tiempo (4:52.36) y por la tarde repitió la misma posición, esta vez con un crono de 4:54.14, por los 4:19.59 de la ganadora, la americana Rebecca Meyers. El diploma, que cuelga de la pared de su casa, se había logrado por fin.

Asimismo, Marta participó en Brasil en otras tres pruebas: 200 estilos SM13 (14.ª), 50 libre S13 (18.ª) y 100 libre S13 (18.ª). En las tres quedó eliminado en la primera ronda.

Amén de los Juegos, nuestra biografiada ha asistido a otros ocho grandes campeonatos –cuatro mundiales y cuatro europeos–, con un balance de seis medallas (dos platas y cuatro bronces). En el Campeonato del Mundo IPC ha competido en los certámenes de Eindhoven 2010 (5.ª en 400 libre y 6.ª en 200 estilos y 100 braza), Montreal 2013 (plata en 400 libre, 5.ª en 100 braza, 6.ª en 200 estilos y 11.ª en 100 libre) y Glasgow 2015 (6.ª en 400 libre, 11.ª en 100 braza y 100 libre, y 12.ª en 50 libre y 200 estilos) y también estuvo en el Campeonato del Mundo de piscina corta de Río de Janeiro 2009 (bronce en 100 braza, 4.ª en 200 estilos y 5.ª en 100 y 400 libre).

Cuatro campeonatos de Europa IPC adornan su palmarés: Reikiavik 2009 (4.ª en 100 libre), Berlín 2011 (bronce en 200 estilos, 100 libre y 100 braza), Eindhoven 2014 (plata en 400 libre, 4.ª en 100 braza, 200 estilos y 100 libre, y 5.ª en 50 libre) y Funchal 2016 (6.ª en 400 libre, 9.ª en 200 estilos, 11.ª en 50 libre y 13.ª en 100 libre).

En el ámbito de los campeonatos de España, el currículo de Marta Gómez desde 2008 (debut) a 2016 (última comparecencia) es amplio y diverso –ha pisado el podio en todos los estilos natatorios–, y se compone de 72 medallas –31 de oro, 29 de plata y 12 de bronce–, destacando en número las conseguidas en 100 braza (14), 200 estilos (12), 50 libre (12) y 400 libre (11).

En detalle, en el Campeonato de España por Clubes, Marta logró el siguiente balance: Cádiz 2009 (oro en 200 braza; plata en 100 braza y 400 libre; bronce en 200 estilos), Oviedo 2010 (oro en 100 braza; plata en 50 libre, 200 braza y 400 libre; bronce en 200 estilos), Murcia 2011 (oro en 100 braza, 200 estilos, 200 libre y 400 libre; plata en 50 libre), Pontevedra 2012 (oro en 100 libre, 200 braza y 200 estilos; plata en 50 libre y 100 braza), Córdoba 2013 (oro en 100 libre, 100 braza y 100 mariposa; plata en 50 libre y 50 braza), Murcia 2014 (oro en 50 espalda; plata en 50 braza; bronce en 100 braza y 50 mariposa), Mataró 2015 (oro en 100 y 400 libre; plata en 50 libre y 100 braza) y Valladolid 2016 (oro en 100 libre; plata en 200 y 400 libre; bronce en 50 libre).

En el Campeonato de España por Comunidades Autónomas: Barcelona 2008 (plata en 200 braza; bronce en 100 braza y 200 estilos), Murcia 2009 (oro en 200 braza; bronce en 100 braza y 200 estilos), Zaragoza 2010 (plata en 50 libre, 200 braza, 200 estilos y 400 libre; bronce en 100 braza), Málaga 2011 (oro en 200 estilos y 400 libre; plata en 50 libre y 100 braza), Castellón 2012 (oro en 100 libre, 200 braza y 200 estilos; plata en 20 libre y 100 braza), San Sebastián 2013 (oro en 50 y 100 libre, 100 braza, 200 estilos y 400 libre), Madrid 2014 (oro en 200 estilos y 200 libre; plata en 400 libre), Alcorcón 2015 (oro en 100 braza; plata en 200 estilos y 400 libre; bronce en 50 libre) y Sabadell 2016 (oro en 200 libre; plata en 100 y 400 libre; bronce en 50 libre).

Al regreso de sus segundos Juegos Paralímpicos, Marta Gómez se ha tomado un tiempo sabático de la natación para dedicarse a su profesión de trabajadora social en Madrid, ciudad en la que sigue residiendo aunque sin perder el vínculo con su querida Sevilla, sus amigos y familiares. Ha comenzado una segunda carrera universitaria –Relaciones Laborales y Recursos Humanos– en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y también dedica su tiempo a impartir charlas y conferencias en empresas, ayuntamientos y centros escolares de Sevilla y Madrid.

En 2016 fue distinguida con el Premio Andalucía de los Deportes.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas