Marta López Herrero

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Marta López Herrero
Olímpica

Marta
López

Málaga

Marta López Herrero

04.02.1990

Málaga

2
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2012 Londres (Reino Unido)BalonmanoFemeninaBalonmano
Medalla de bronce
2016 Río de Janeiro (Brasil)BalonmanoFemeninaBalonmano
Puesto 6


Biografía de Marta López Herrero

Integrante de la selección española femenina de balonmano en sus mejores años, cuando el combinado nacional se ganó el sobrenombre de las Guerreras, Marta López nació en Málaga el 4 de febrero de 1990. Hija de José Miguel y María, y menor de tres hermanos –José Carlos y Cristina se llaman los mayores–, en el Colegio Puertosol del barrio malagueño del Puerto de la Torre se formó académicamente –desde primaria a bachillerato– y deportivamente, pues en este centro aprendió los primeros secretos del balonmano y, sobre todo, a amar esta disciplina, hasta convertirla en su gran pasión y modo de vida.

Niña inquieta, le gustaban el tenis, el patinaje y el baile, aunque finalmente sucumbió al balonmano, que era el deporte que veía en el entorno más próximo, tanto en su colegio, donde es la actividad deportiva principal, como en su familia, ya que sus dos hermanos jugaban en el propio Puertosol. Así, de ver a sus compañeros en el patio del colegio y fundamentalmente de acompañar a sus padres los fines de semana para apoyar a José Carlos y Cristina en los partidos o incluso en los entrenamientos nació una profunda pasión que le condujo a inscribirse con 7 años –temporada 1997-1998– en el equipo benjamín del Club Balonmano Puertosol.

Las primeras lecciones las recibió de Rafael Correa Guerra, quien le inició en la enseñanza específica de este deporte y sentó las bases de una progresión que le llevó, primero, a debutar en competiciones locales durante la campaña 2002-2003- y, posteriormente, en el Campeonato de Andalucía en la temporada 2003-2004, cuando siendo infantil fue además llamada por primera vez por la selección andaluza. En el combinado autonómico jugaría un rol insustituible tanto en la etapa infantil como en la cadete, contribuyendo al triunfo de Andalucía en el Campeonato de España Cadete de Selecciones Autonómicas de 2005 y 2006, en Granada y Málaga, respectivamente.

Así, llegó el inevitable momento en el que la calidad de nuestra protagonista superó las posibilidades que podía ofrecerle su club de formación y, para progresar, tuvo que promocionar a equipos mayores, tales fueron los casos del Club Balonmano Málaga Costa del Sol, en categoría absoluta, y el Club Reserva del Higuerón de Fuengirola, en categoría juvenil. Corría la temporada 2006-2007 cuando Marta dio este paso natural.

Con el cuadro capitalino, entrenado por Diego Carrasco y con sede en la Ciudad Deportiva de Carranque, se clasificó 4.ª en 2007 y 3.ª en 2008 en la liga de Primera División, en ambos casos llegando a la fase de ascenso a División de Honor. Por su parte, con los fuengiroleños y las órdenes de José María Jiménez, alcanzó, como mejor resultado, la medalla de plata en el Campeonato de España Juvenil de Clubes de 2008, celebrado en Alcobendas (Madrid).

Paralelamente a los resultados de club, en estas dos temporadas la jugadora continuó su compromiso con la selección andaluza y obtuvo para Andalucía la medalla de oro en el Campeonato de España Juvenil de Selecciones Autonómicas tanto en 2007, en Granada, como en 2008, en Mérida.

No obstante, el talento de la malagueña también llamó la atención de otra selección, que no fue otra que la española. Marta debutó con la selección nacional en categoría juvenil el 12 de abril de 2006 durante la Copa Latina celebrada en Vallauris (Francia). En esta categoría sumó 47 internacionalidades (266 goles), sobresaliendo éxitos como la medalla de plata en el Campeonato de Europa de 2007, en Bratislava (Eslovaquia) –donde fue elegida mejor extremo derecho del torneo–, y el 5.º puesto en el Campeonato del Mundo de 2008, también en Bratislava.

Posteriormente, jugó en una ocasión con el combinado español promesa –el 12 de octubre de 2006 en un partido amistoso contra Portugal en Burgos– y en 37 ocasiones (197 goles) con la selección júnior, estrenándose el 28 de noviembre de 2008 en el Torneo Internacional de Braila (Rumanía) y alzándose con la 6.ª posición en el Europeo de Hungría 2009 y la 10.ª en el Mundial de Corea del Sur 2010, como mejores resultados.

Por entonces y con solo 19 años, la calidad de Marta ya había llamado la atención del seleccionador nacional absoluto, Jorge Dueñas, quien la hizo debutar el 12 de junio de 2009 durante el Torneo Internacional Petrobas celebrado en Playa Grande (Brasil), con tal agrado que en diciembre de ese año la convocó para la disputa del Campeonato del Mundo de China 2009, en el que España perdió la medalla de bronce luego de caer (26-31) en la final de consolación ante Noruega.

Hacemos un alto en el discurrir cronológico de los acontecimientos para situarnos en el comienzo de la campaña 2008-2009. La malagueña había completado su etapa juvenil y, para evolucionar, abandonó Málaga por primera vez para fichar con 18 años por el Club Balonmano Alcobendas e inaugurar de facto su etapa profesional en el balonmano. En el club madrileño, militó durante cuatro temporadas, a las órdenes de Luis Carlos Torrescusa y Félix García Carracedo –el último año–, actuando siempre en la liga de División de Honor –10.ª en la campaña 2008-2009, 8.ª en 2009-2010, 9.ª en 2010-2011 y 4.ª en 2011-2012– y convirtiéndose en una extremo derecho de gran nivel y carácter competitivo.

Jugadora pretendida por diversos clubes, en el curso 2012-2013 cambió de aires y marchó a la potente liga francesa (LFH) para jugar en el CJF Fleury Loiret Handball. A las órdenes del técnico Frédéric Bougeant, la andaluza permaneció en esta pequeña localidad cercana a Orleans otros cuatro años, en los que firmó un ciclo esplendoroso, con logros como el título de liga en 2015, los subcampeonatos ligueros en 2013 y 2016, el triunfo en la Copa de Francia en 2014 y el segundo puesto en la Recopa de Europa de 2015. En el plano individual, la malagueña fue declarada mejor extremo derecho del campeonato francés en 2013 y 2014.

Actualizada su trayectoria de club, volvamos al ámbito de la selección, en el que la andaluza, tras la reseñada participación en el Mundial de 2009, sufrió una etapa de postergación debido a la enorme competencia que en su puesto existía. Ausente del Europeo 2010 y, sobre todo, del Mundial 2011 –en el que España, con una fantástica medalla de bronce, alcanzaba la clasificación olímpica–, el retorno de Marta al combinado español en grandes campeonatos se produjo en el mejor de los marcos posibles y por el infortunio de una de las jugadoras que en los citados años imposibilitaron su acceso a la selección.

El escenario: los Juegos Olímpicos de Londres 2012. La jugadora: la almeriense Carmen Martín, extremo derecho titular y que en el cuarto partido del torneo olímpico, ante Suecia, el 4 de agosto, recibió un durísimo golpe en la rodilla izquierda que le ocasionó la rotura del ligamento lateral interno y la baja inmediata para el resto de las Olimpiadas. La reacción inmediata del técnico nacional, Dueñas, fue la convocatoria de Marta López, que se encontraba de pretemporada en Francia con su nuevo equipo, el Fleury, y que en menos de 24 horas se personó en Londres para debutar el 5 de agosto en el último partido de la primera fase, ante Noruega (25-20).

Por tanto, Marta disfrutó, aunque con el amargor de haber tenido que sustituir a una compañera en tales circunstancias, de la obtención de una memorable medalla de bronce por parte del equipo español femenino de balonmano, luego de perder en semifinales ante Montenegro (26-27) y derrotar por el tercer puesto a Corea (31-29). Aquella selección estuvo formada por Andrea Barnó, Neli Alberto, Beatriz Fernández, Verónica Cuadrado, Marta Mangué, Macarena Aguilar, Silvia Navarro, Jéssica Alonso, Eli Pinedo, Begoña Fernández, Vanessa Amorós, Patricia Elorza, Mihaela Ciobanu y las andaluzas Carmen Martín y Marta López.

Desde ese momento, Martín y López, López y Martín han creado el denominado “extremo andaluz” en el combinado nacional femenino, ya que, exceptuando el Europeo de Serbia 2012 en el que nuestra biografiada no pudo estar por lesión de última hora, ambas han participado en todos los grandes compromisos que se han sucedido: Juegos Mediterráneos de Mersin 2013 (puesto 5.º), Campeonato del Mundo de Serbia 2013 (9.º), Campeonato de Europa de Hungría 2014 (medalla de plata y pasaporte olímpico), Campeonato del Mundo de Dinamarca 2015 (12.º) y, cómo no, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

A Brasil acudió la rapidez, espíritu de lucha y gran capacidad defensiva de nuestra malagueña, que se puso al servicio del combinado español una vez más, contribuyendo –pese a ser la jugadora menos utilizada, con poco más de una hora de juego en total, y un solo gol– a la consecución de un valioso diploma (6.º puesto), después de la derrota de España en cuartos de final, el 16 de agosto, ante Francia por un ajustado 26-27.

Así, culminaba un torneo olímpico irregular, disputado en el Arena del Futuro de Río, en el que el equipo español concluyó 3.º del grupo A en la ronda preliminar, después de vencer a Montenegro (25-19) en la inauguración y a Brasil (29-24) y Angola (26-22) y perder frente a Noruega (24-27) y Rumanía (21-24). En la tabla clasificatoria de su grupo fue superado por Brasil (1.ª) y Noruega (2.ª).

El equipo estuvo integrada por Neli Alberto, Marta Mangué, Macarena Aguilar, Silvia Navarro, Elizabet Chávez, Elizabeth Pinedo, Nerea Peña, Lara González, Patricia Elorza, Naiara Egozkue, Ainhoa Hernández, Darly Zoqbi, Alexandrina Cabral y las andaluzas Carmen Martín y Marta López.

A su regreso a España, Marta se incorporó a la disciplina de un nuevo equipo, el Balonmano Bera Bera de San Sebastián, con el que en la temporada 2016-2017 ganó la Supercopa de España y se proclamó subcampeona de la Copa de la Reina y la División de Honor. Asimismo, en diciembre de 2016 volvió a participar con la selección española en un gran acontecimiento, como fue el Campeonato de Europa disputado en Suecia, en el que España acabó en una discreta 11.ª plaza y que significó el adiós, momentáneo, de la malagueña al combinado nacional.

Tras casi tres años en los que se perdió el Mundial de Alemania 2017 y el Europeo de Francia 2018, López volvió a vestir la camiseta española en dos partidos de preparación del Europeo de 2020 y, más importante, en el Mundial de Japón 2019, en el que será titular tras la baja de última hora de Carmen Martín. Marta cuajó un torneo espectacular, como la selección, colgándose la medalla de plata tras caer en la final ante Holanda (28-29), en la que anotó seis goles. La malagueña fue la jugadora española con más minutos en pista, jugando los 10 partidos y marcando 37 goles (10 de ellos ante Kazajistán, su tope como internacional). De ese modo ha alcanzado las 111 internacionalidades, con un total de 243 goles.

Este resurgir de Marta ha venido dado gracias a su excelente periplo en las filas del HCM Râmnicu Vâlcea de la ciudad rumana homónima, que inició en la temporada 2017-2018. Con este club se ha proclamado campeona de Liga (2019), de Copa (2020, subcampeona los dos años precedentes) y de Supercopa (2018 y 2020), en rivalidad directa con el Bucaresti de Carmen Martín.

Miembro de la Real Orden del Mérito Deportivo, en la categoría de medalla de bronce, y Premio Andalucía de los Deportes en 2019, Marta López Herrero, al margen del entrenamiento y la competición, dedica el tiempo a estudiar Turismo, aprender idiomas, leer, ir al cine y viajar, poniendo en todas sus actividades la pasión y la alegría que rigen su vida.

Biografía extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y José Manuel Rodríguez Huertas, y actualizada a 11 de noviembre de 2020