María del Mar Olmedo Justicia

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

María del Mar Olmedo Justicia
Paralímpica

María
Olmedo

Almería

María del Mar Olmedo Justicia

10.08.1983

Almería

1
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2004 Atenas (Grecia)JudoFemenina+70 kg
Medalla de plata


Biografía de María del Mar Olmedo Justicia

El debut del judo femenino en el programa de los Juegos Paralímpicos, en Atenas 2004, se saldó con un tremendo éxito para el equipo español, que se hizo con tres medallas –y otras tres en los pesos masculinos–, una de las cuales se la colgó María del Mar Olmedo, deportista de corta pero notable carrera deportiva que en la capital griega se proclamó subcampeona paralímpica, la más preciada de sus seis medallas en grandes acontecimientos internacionales.

Olmedo nació el 10 de agosto de 1983 en Almería capital y lo hizo ahí porque sus padres, José y Consuelo, acudieron al hospital capitalino desde la localidad de Tabernas, donde residían, para dar a luz. Tabernense pues, María fue la primera de tres hermanos –luego vendrían Raúl y Estefanía– y vino al mundo con varias enfermedades de la vista, la principal de ellas que tenía el nervio óptico del ojo derecho sin desarrollar.

Hizo la Enseñanza General Básica en el Colegio Virgen de las Angustias e inició la Secundaria –le cogió de lleno el cambio de sistema educativo– en el Instituto Manuel de Góngora, pero con 14 años sus padres la llevaron a Sevilla para ingresar en el Centro de Recursos Educativos (CRE) Luis Braille y allí concluyó la ESO. También en ese centro de la ONCE en la capital hispalense fue donde dio sus primeros pasos en el judo, entrenando con Gabriel Vera en el Polideportivo San Pablo.

Muy pronto comenzó a destacar, dada su capacidad para el judo y su fortaleza. Así, ya en 1998 se adjudicó un torneo internacional en Alemania –revalidó el triunfo al año siguiente– y en 1999, con solo 15 años, se proclamó campeona de España de -70 kilos en Coslada (Madrid) y acudió a su primer Campeonato de Europa, en Mittersill (Austria), con el doble premio de estrenar internacionalidad oficial e inaugurar su casillero de medallas, haciéndose con la de bronce.

Pasaron las Paralimpiadas de Sídney 2000, en las que todavía el judo femenino no formaba parte del programa, y nuestra protagonista siguió progresando rápidamente. En 2001 volvió a llevarse el bronce en el Campeonato de Europa de Ufá (Rusia); en 2002, de nuevo recibió el bronce en su debut en el Campeonato del Mundo de Roma, esta vez en la categoría de -78 kilos, y triunfó en un torneo internacional en Francia; y en 2003, otro bronce más, en esta ocasión en los Juegos Mundiales de la IBSA en Quebec (Canadá), en +70 kilogramos.

Esa colección de terceros puestos a nivel internacional le llevó hasta los Juegos de Atenas 2004, a los que llegó sin excesiva presión, entre otras cosas por su juventud, dado que acababa de cumplir los 21 años. Sin embargo, la almeriense –catalogada como B3– supo aprovechar a la perfección la inusual baja inscripción de la prueba de más de 70 kilos –sólo había cuatro competidoras– y derrotó en la semifinal directa a la rusa Nina Ivanova por waza-ari para colarse en la final. En el último combate le superó la china Lan Mei Xue por ippon y Olmedo se adjudicó la medalla de plata.

Pese a ello, nuestra biografiada no prolongaría su carrera mucho más. Arrastraba desde 2002 una lesión en una de las rodillas como consecuencia de tener el tendón rotuliano más largo de lo normal y precisaba una operación para seguir compitiendo. De tal manera que participó en un último Europeo, el celebrado en la localidad holandesa de Vlaardingen en 2005, donde, cómo no, la medalla de bronce le fue impuesta en el podio y, tras ello, optó por retirarse del judo ese mismo año.

Desde un enfoque no deportivo, hay que indicar que María, mientras entrenaba en Sevilla, hizo un módulo de Formación Profesional en Quiromasaje, a cuya conclusión retornó a su pueblo de Tabernas y trabajó un par de años en Faisem Almería. Después de los Juegos comenzó a vender el cupón de la ONCE, actividad que sigue llevando a cabo hoy día, y en 2008 se casó con Juan Miguel, junto al cual el pasado verano tuvo dos niñas mellizas, Carmen y Rocío.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas