Juan José De la Casa García

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Juan José De la Casa García
Jaén

Juan José De la Casa García

01.03.1957

Jaén

2
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
1976 Montreal (Canadá)Gimnasia_ArtísticaMasculinaConcurso general
Puesto 79
1976 Montreal (Canadá)Gimnasia_ArtísticaMasculinaSuelo
Puesto 75
1976 Montreal (Canadá)Gimnasia_ArtísticaMasculinaSalto
Puesto 51
1976 Montreal (Canadá)Gimnasia_ArtísticaMasculinaBarras paralelas
Puesto 74
1976 Montreal (Canadá)Gimnasia_ArtísticaMasculinaBarra fija
Puesto 78
1976 Montreal (Canadá)Gimnasia_ArtísticaMasculinaAnillas
Puesto 79
1976 Montreal (Canadá)Gimnasia_ArtísticaMasculinaCaballo con arcos
Puesto 75
1980 Moscú (U.R.S.S.)Gimnasia_ArtísticaMasculinaConcurso general
Puesto 32
1980 Moscú (U.R.S.S.)Gimnasia_ArtísticaMasculinaSuelo
Puesto 55
1980 Moscú (U.R.S.S.)Gimnasia_ArtísticaMasculinaSalto
Puesto 46
1980 Moscú (U.R.S.S.)Gimnasia_ArtísticaMasculinaBarras paralelas
Puesto 41
1980 Moscú (U.R.S.S.)Gimnasia_ArtísticaMasculinaBarra fija
Puesto 42
1980 Moscú (U.R.S.S.)Gimnasia_ArtísticaMasculinaAnillas
Puesto 61
1980 Moscú (U.R.S.S.)Gimnasia_ArtísticaMasculinaCaballo con arcos
Puesto 52


Biografía de Juan José De la Casa García

Nacido el 1 de marzo de 1957 en Jaén, Juan de la Casa pertenece a aquella generación de gimnastas andaluces que en los años setenta se hicieron deportistas en Madrid y alcanzaron la gloria de ser olímpicos, como el cordobés Agustín Sandoval y la sevillana Eli Cabello, si bien, en el caso de nuestro protagonista, concurre la significación de haber pisado en dos ocasiones la Villa Olímpica.

Hijo de Joaquín y Dolores, y el intermedio de tres hermanos –Joaquín, el mayor, y Sebastián, el pequeño–, la familia mudó a Madrid cuando Juan era muy pequeño por motivos laborales de su padre, quien trabajaba de conductor en el Parque Móvil de Ministerios Civiles, Vigilancia y Seguridad –posteriormente denominado Parque Móvil Ministerial y actual Parque Móvil del Estado– y fue trasladado de Sevilla a Madrid.

Este cambio de residencia determinaría el camino deportivo del pequeño Juan pues, a los 7 años de edad, comenzó a practicar gimnasia en las instalaciones del Club Deportivo Parque Móvil, ubicado dentro de la gigantesca sede que la institución gubernamental para la que trabajaba su padre poseía por entonces en la Calle Cea Bermúdez, en el barrio madrileño de Chamberí. En este club, epicentro de la actividad deportiva del barrio y la ciudad, Juan José encontró el entorno familiar y cercano que terminó por entusiasmarle por el deporte de la gimnasia y empezó a progresar en los distintos niveles, pudiendo compaginar la formación física con la académica pues también lograría concluir el Bachillerato Superior.

A los 14 años, el jiennense fichó por el Gimnasio Moscardó, centro en el que se integró en la joven hornada de gimnastas que allí entrenaban y que formaban, entre otros, Jesús Carballo, Gabriel Calvo o Fernando López Arroyo. Representando a esta entidad, llevó a cabo su primera salida internacional, un encuentro de clubes europeos en Berlín. Casi inmediatamente entró en el equipo nacional, con el que debutó en competición a los 15 años, en un encuentro que tuvo lugar en Casablanca (Marruecos), dando inicio a una carrera de torneos internacionales, amistosos y bilaterales con la selección que le irían curtiendo y haciendo un competidor de nivel hasta que le llegó el momento de desenvolverse en los grandes campeonatos.

Ese momento fue el año de 1975, temporada en la que alcanzó la medalla de bronce en el concurso general del Campeonato de España absoluto, por detrás del andaluz Sandoval y el madrileño Fernando Bertrand, y se ganó la selección para el Campeonato de Europa absoluto, en Berna (Suiza), a celebrar en mayo, y los Juegos Mediterráneos de Argel, en agosto. Desde ese momento y a lo largo de las siguientes diez temporadas en activo, el palmarés del andaluz no hizo sino incrementarse de experiencias y presencias en los principales eventos de la gimnasia, en los que este gimnasta de 1,70 metros de altura y 63 kilos de peso en forma destacó en el ejercicio de salto, gracias a su gran potencia de piernas.

En el ámbito nacional, se proclamó subcampeón de España del concurso general en 1976 y 1978, y obtuvo la medalla de bronce en el ya reseñado 1975, 1979 y 1982, para un total de cinco preseas. Internacionalmente, participó en 2 Juegos Olímpicos, 3 campeonatos del mundo, 2 campeonatos de Europa y 2 Juegos Mediterráneos.

La primera participación olímpica tuvo lugar en Montreal 1976, en cuyo Forum se dieron cita 90 gimnastas, entre ellos los españoles Fernando Bertrand, Gabriel Calvo y Juan de la Casa, quienes se alinearon solo en la competición individual pues el equipo no se había clasificado. Tras las dos rondas de ejercicios de la calificación, los días 18 y 20 de julio, respectivamente, el andaluz logró una puntuación total de 104.95 para ocupar el 79.ª lugar, por tanto, fuera de la final de 36. Sus parciales fueron 17.30 en suelo (8.70 y 8.60), 18.45 en salto (8.95 y 9.50), 17.45 en paralelas (8.90 y 8.55), 17.20 en barra (8.60 y 8.60), 17.20 en anillas (8.30 y 8.90) y 17.35 en caballo con arcos (8.50 y 8.85), siendo la mejor posición el 51.º lugar en salto.

Cuatro años más tarde, favorecido por el boicot de Estados Unidos, Alemania Federal o Japón, entre otras naciones significativas en el mundo de la gimnasia, Juan logró el hecho memorable de entrar en la final reservada a los 36 mejores gimnastas de la ronda de calificación (con un máximo de 3 gimnastas por país) y que se celebró el 24 de julio en el Palacio de los Deportes de Moscú. El triunfo correspondió al soviético Aleksandr Dityatin, con 118.650 puntos, mientras que el andaluz logró 110.300, siendo el 32.º y segundo mejor español, tras Gabriel Calvo (28.º, con 111.625) y por delante de Fernando Bertrand (33.º, con 109.825). Compitieron 65 gimnastas.

Para mayor detalle, las puntuaciones de nuestro olímpico en la final fueron 8.90 en suelo, 9.70 en salto, 9.00 en barras paralelas, 9.55 en barra horizontal, 9.15 en anillas y 9.30 en caballo con anillas, totalizando 55.600, a los que se sumaron los 54.700 puntos procedentes de la ronda de calificación. En esta, puntuó 18.10 en suelo (8.95 y 9.15), 18.95 en salto (9.45 y 9.50), 18.70 en paralelas (9.15 y 9.55), 18.35 en barra (9.20 y 9.15), 17.45 en anillas (9.00 y 8.45) y 17.85 en caballo con arcos (8.95 y 8.90), para un total de 109.40.

En lo que respecta a sus participaciones en el Campeonato del Mundo, De la Casa asistió a las ediciones de Estrasburgo 1978 (Francia), Fort Worth 1979 (Estados Unidos) y Moscú 1981, de las cuales hay que subrayar la disputa de la final individual en 1978 –36.º en la clasificación general– y la 18.º posición por equipos en 1981 (en las otras ediciones no se pudo competir colectivamente).

Por su parte, en los Europeos, viajó a Berna 1975 (Suiza) y Essen 1979 (Alemania Federal), consiguiendo los puestos 45.º y 38º en el concurso general, respectivamente. Asimismo, participó en la II Copa del Mundo de Gimnasia Artística, celebrada en 1977 en Oviedo –por entonces constaba de un solo evento–, como gimnasta invitado por el país anfitrión.

Por último, representó a España en dos ediciones de los Juegos Mediterráneos. En Argel 1975, subió al podio en dos ocasiones, como medalla de plata en salto y medalla de bronce por equipos. Asimismo, acabó 6.º en el concurso general, 5.º en suelo y 6.º en paralelas y barra fija. Cuatro años después, acudió a Split 1979, donde volvió a colgarse dos medallas (plata por equipos y salto) y fue 5.º del concurso general y 4.º en paralelas.

La carrera deportiva de Juan concluyó en 1984, antes de los Juegos de Los Ángeles 1984, debido a una importante lesión en el pectoral. Llegado el difícil momento de la retirada, nuestro doble olímpico buscó nuevos caminos vitales vinculados con la gimnasia y con 27 años se marchó a la ciudad de Lérida para aceptar un puesto de trabajo en el gimnasio del Club INEF con el objetivo de impulsar la sección de gimnasia de esta entidad, lo que le llevó a asentarse en esta ciudad, pese a que posteriormente estuvo seis meses en el CAR de San Cugat del Vallés, en Barcelona, como entrenador del equipo nacional, experiencia que, como reconoce, no resultó demasiado satisfactoria.

Paralelamente a su trabajo en el club, decidió emprender la carrera de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y, tras superar las pruebas de acceso a la universidad para mayores de 25 años, comenzó estos estudios, si bien en el segundo año optó por abandonarlos debido a una oportunidad laboral que no quiso desaprovechar. Se convirtió en director comercial de la empresa de artículos deportivos Kelme, coincidiendo con la época de esplendor de esta firma alicantina al ser el proveedor oficial del equipo olímpico español de Barcelona 1992. Durante tres años, en los que debió trasladarse a Madrid, desempeñó tales funciones y, posteriormente, cuando llegó el declive de la firma española, pasó a trabajar de nuevo en Lérida como agente comercial de viajes, labor que desarrolló durante 14 años hasta que la crisis económica iniciada en España en 2007 lo dejó en situación de desempleo. Asimismo, destacar que trabajó para Unipublic en nueve ediciones de la Vuelta Ciclista a España, al cargo de la infraestructura de espectáculos que acompaña a la carrera.

Casado con María del Carmen Tello y padre de un hijo, Daniel, quien también ha sido gimnasta, Juan de la Casa, a su retirada como deportista en activo, obtuvo el título de juez internacional, actuando como tal en diversas competiciones, entre ellas los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y Sídney 2000, y hasta los Juegos Mediterráneos de Almería 2005, su última competición. Asimismo, en 1992, trabajó para el comité organizador de Barcelona 1992 como responsable de los centros de entrenamiento de la gimnasia.

En 2015, tras haber estado alejado de los gimnasios un tiempo, volvió a sentir la llamada de la gimnasia y transmitió sus conocimientos y su pasión por este deporte a un grupo de niños en un club de Lérida, ciudad en la que sigue viviendo.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas