José Manuel Rodríguez Vázquez

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

José Manuel Rodríguez Vázquez
Paralímpico

Chema
Rodríguez

Cádiz

José Manuel Rodríguez Vázquez

02.09.1980

Jerez de la Frontera (Cádiz)

3
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2004 Atenas (Grecia)BocciaMixtaIndividual BC3
Puesto 7
2004 Atenas (Grecia)BocciaMixtaParejas BC3
Medalla de plata
2008 Pekín (China)BocciaMixtaIndividual BC3
Puesto 12
2008 Pekín (China)BocciaMixtaParejas BC3
Medalla de plata
2012 Londres (Reino Unido)BocciaMixtaIndividual BC3
Puesto 24
2012 Londres (Reino Unido)BocciaMixtaParejas BC3
Puesto 8


Biografía de José Manuel Rodríguez Vázquez

Afectado por una parálisis cerebral severa desde que nació el 2 de septiembre de 1980 en Jerez de la Frontera (Cádiz), en el caso de Chema Rodríguez se cumple fielmente, sin temor a caer en el tópico, la frase de que el deporte le ha ayudado a superarse e integrarse, alcanzando el merecido reconocimiento social del que sus éxitos deportivos con la selección española le han hecho acreedor.

Primer paralímpico andaluz en la modalidad de bochas –o el italianismo boccia–, Chema es hijo de José –asistente y mano derecha en el campo de juego– y Manoli y tiene un hermano mayor, Álvaro, los cuales siempre han apoyado y ayudado a nuestro protagonista en su empeño por practicar un deporte en el que comenzó con 16 años pese a las dificultades para obtener la licencia debido a su grave indisposición de manos, de ahí que esté encuadrado en la categoría funcional BC3 en la que el jugador precisa de una canaleta y un auxiliar para su desempeño.

El año del inicio en la boccia (1996), deporte paralímpico desde 1984, este jerezano amante de la pintura ya se proclamó campeón andaluz, título que revalidaría hasta 2004 de forma ininterrumpida y que posteriormente y hasta la actualidad ha alzado en muchas otras ocasiones, si bien no ha sido ni mucho menos este el único ámbito en el que han brillado sus capacidades.

Bajo la tutela de su club de siempre, la Asociación Deportiva Upace de Jerez (Adupace), y a base de entrenamientos y perfeccionamiento –ese trabajo sordo y anónimo que proporcionan los éxitos posteriores y que Chema ha llevado a cabo bien en el Estadio de la Juventud bien en el Palacio Municipal de Deportes de Jerez–, nuestro biografiado fue llamado por primera vez por el equipo nacional en 1998, con vistas a la participación por parejas en el segundo Campeonato del Mundo, competición cuatrienal instaurada en 1994 por la Asociación Internacional de Deportes y Recreación de la Parálisis Cerebral (CP-ISRA) y que actualmente organiza y regula la novedosa BISFed (Boccia International Sports Federation), federación específica para este deporte creada en 2012.

En aquel segundo certamen mundialista, celebrado en Nueva York (Estados Unidos), el gaditano, dentro del equipo español BC3, contribuyó a la obtención de la medalla de plata y, desde esta forma tan notable –curiosamente sin que en los nacionales hubiese todavía subido al podio– emprendió una trayectoria deportiva en el alto nivel que se articula, sobre todo, en 3 participaciones en los Juegos Paralímpicos, 4 en los mundiales, 4 en la Copa del Mundo y 2 en los europeos.

En las Paralimpiadas, Chema principió en Atenas 2004 e hizo que su debut fuese inolvidable gracias a la conquista de la medalla de plata por parejas, junto a Santiago Pesquera. Los españoles superaron invictos la fase previa (5-4 a Nueva Zelanda, 3-1 a Irlanda y 6-4 a la República Checa), aplastaron en semifinales a Canadá (6-0) y en la final del 28 de septiembre perdieron ante los coreanos An Myung Hoon y Park Seong Hyeon por 1-4.

Antes, en el concurso individual, Rodríguez había llegado hasta cuartos de final luego de terminar la primera ronda como segundo de su grupo gracias a sus victorias ante el neozelandés Greig Jackson (4-3) y el canadiense Paul Gauthier (5-3) –debut paralímpico, el 23 de septiembre– y una sola derrota (4-8 ante el coreano Park), pero en dicha eliminatoria su compatriota Pesquera le eliminó por 0-5, aunque, eso sí, llevándose el único diploma paralímpico que posee en individuales.

En las siguientes Paralimpiadas, Pekín 2008, Rodríguez y Pesquera, con la adición de Yolanda Martín, revalidaron la medalla de plata en el torneo colectivo, de nuevo teniendo a los coreanos –esta vez Jeong Ho Won, Park Keon Woo y Shin Bo Mee– como verdugos en la finalísima del 12 de septiembre, que concluyó con un meridiano tanteador de 1-8 para los asiáticos en el marco del Centro Nacional de Convenciones de Pekín. El oro se resistía.

Antes, los españoles habían superado la primera fase in extremis, ya que terminaron segundos de grupo, con un triunfo (9-1 a Canadá) y dos derrotas (3-9 ante Corea y 1-5 ante China), empatados con chinos y canadienses, si bien la menor diferencia de tantos (-2 para España por los -9 de China y -10 de Canadá) les posibilitó el pase a semifinales y en esta ronda dieron la sorpresa al batir (6-4) al invicto Portugal.

En el concurso individual, con nada menos que 24 bocheros en la partida, el jerezano no pudo cumplir una de las dos condiciones para el acceso a cuartos de final: ser campeón de uno de los seis grupos o uno de los dos mejores segundos. Chema quedó 2.º del grupo F, luego de perder ante el coreano Shin Bo Mee (0-14) y ganar al chino Zhu Jianhui (6-1) y al neozelandés Greig Jackson (4-3), si bien su balance de tantos (-8) le llevó a ser el peor segundo y a la 12.ª posición general.

Definitivamente, nuestro biografiado cerró su recorrido paralímpico en Londres 2012, a la postre su peor competición internacional. En el Centro de Exhibiciones londinense, Chema, Verónica Pamiés y Sandra Peña presentaron la peor tarjeta de las ocho formaciones participantes en parejas BC3 después de caer ante Portugal (0-7), Bélgica (1-12) y Tailandia (0-9). Dos días más tarde, Rodríguez tampoco pudo escapar del último puesto en los individuales BC3 –disputados por eliminatorias directas– al perder el 5 de septiembre en su duelo de 1/16 de final frente al británico Scott McCowan (0-11).

Cambiando de tercio y en el ámbito del Campeonato del Mundo, tras el exitoso estreno de 1998, Chema Rodríguez volvió a representar a España en los tres siguientes capítulos del certamen universal, celebrados en Povoa de Varzim (Portugal), Río de Janeiro (Brasil) y, de nuevo, Povoa de Varzim en los años 2002, 2006 y 2010, respectivamente. En ellos, el andaluz se alzó con un formidable título de campeón del mundo por parejas en 2002 (con Santiago Pesquera) y con una sobresaliente medalla de bronce en 2006 (con Pesquera y Yolanda Martín). En 2014 terminó 5.º, mientras que en la prueba individual fue 31.º, sensacional 4.º y 16.º, respectivamente.

En la Copa del Mundo –que dado el plazo de cuatro años entre mundiales adquiere una relevancia similar a estos–, Chema estuvo presente en la tercera edición, en Mar del Plata (Argentina) en 1999, logrando la medalla de bronce en parejas. Luego repitió en las tres siguientes: Christchurch 2003 (oro por parejas y bronce individual), Vancouver 2007 (7.º y 21.º) y Belfast 2011 (10.º y 7.º). Subrayar esa medalla de bronce en individuales BC3 en 2003, la única presea de Chema en solitario en una competición de rango mundial.

Su otra medalla a título particular en un gran campeonato se produjo en los europeos, evento también cuatrienal en el que el andaluz se ha prodigado poco. Tan solo ha podido concurrir a los capítulos de 2005 y 2009, ambos en Povoa de Varzim, con especial realce en el primero, cuando se proclamó subcampeón continental colectivo (con Pesquera y Martín) e individual. En 2009, fue 5.º por parejas y 4.º individual.

Para rematar al relato de internacionalidades del jerezano, hay que indicar que ha participado en torneos como el estival de Cheshire, en Wigan (Gran Bretaña), que se celebra únicamente en la modalidad de parejas y donde en 2008 se llevó la medalla de plata –con Sandra Peña y Santiago Pesquera– luego de caer en la final ante Portugal y en 2011 no pudo pasar de la 9.ª posición, con Peña y Verónica Pamiés; o el Masters Internacional de Boccia de Portugal, en Povoa de Varzim, en cuya edición de 2012, ante de viajar a los Juegos, no pasó de la primera fase ni en individuales ni en parejas, aviso de lo que luego iba a suceder en la capital británica. Una baja forma que, en buena parte, radica en las operaciones que en 2011 y 2012 sufrió para mejorar su movilidad y que, inevitablemente, le impidieron entrenar como de costumbre.

Por último, hay que detenerse en el amplio palmarés estatal de José Manuel Rodríguez, quien desde 1999 a 2017 ha logrado en el marco del Campeonato de España de Clubes un total de 21 medallas, 9 de oro, 10 de plata y 2 de bronce. En individuales BC3, ha ganado en Reus 2001 y Valencia 2005, ha sido segundo en 2002, 2003, 2006, 2008, 2009, 2010 y 2011, y tercero en 2012 y 2015.

Por parejas, se alzó con el entorchado nacional en BC3 en 1999, 2003, 2004, 2005 (con Manuel Sánchez), 2012 (con Diego Bejarano), 2015 y 2016 (con Ángel Ponce) y fue subcampeón en 2006 (Sánchez), 2014 y 2017 (Ponce), siempre con compañeros y paisanos del Adupace.

En la actualidad, José Manuel Rodríguez, ya fuera de la órbita del equipo nacional, continúa viviendo junto a sus padres y hermano en Jerez de la Frontera, ciudad que en 2008, al regreso de Pekín, quiso inmortalizar la significación de este abnegado deportista renombrando la Avenida de Chiribitos como Avenida Chema Rodríguez.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas