José Kelvin De la Nieve Linares

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

José Kelvin De la Nieve Linares
Huelva

José Kelvin De la Nieve Linares

18.08.1986

Los Alcarrizos (República Dominicana)

2
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2008 Pekín (China)BoxeoMasculinaMinimosca
Puesto 17
2012 Londres (Reino Unido)BoxeoMasculinaMinimosca
Puesto 17


Biografía de José Kelvin De la Nieve Linares

El considerado mejor púgil español aficionado desde la retirada de Rafa Lozano nació el 28 de agosto de 1986 en Los Alcarrizos, localidad pegada a la capital de la República Dominicana, Santo Domingo, y en la que pasó gran parte de la infancia junto a sus padres, Escolástico y Teodora, sus cuatro hermanos mayores –Patricio, Julián, César Emilio y Regina María– y su abuela materna, Dominga.

No obstante, la vida de este estilista y técnico boxeador, más que pegador, comenzó a cambiar cuando su madre y hermanos emigraron a España, concretamente a Huelva. Aquí, echaron raíces y obtuvieron la nacionalidad española mientras que Kelvin quedó en el país centroamericano bajo la tutela de su padre hasta que en 2000, cuando contaba con 14 años, hizo las maletas y, junto a su abuela, cruzó el charco para establecerse en Huelva como un español más.

En la ciudad andaluza tuvo que aclimatarse a una sociedad distinta y a una nueva educación, continuando la formación académica que había comenzado en la República Dominicana –fundamentalmente en la Escuela Básica Máximo Cabral– en los centros onubenses CEIP Prácticas (primaria) e IES Alonso Sánchez (secundaria). Pero el establecimiento en España también supuso una oportunidad para expresarse a través del deporte. Ya en su país de origen nuestro protagonista había tenido experiencias deportivas incipientes en baloncesto y béisbol, pero en Huelva asumió el reto de prosperar en una modalidad novedosa para él, como era el boxeo.

El acceso a este deporte se produjo en el verano de 2001 cuando Kelvin, por consejo de un amigo de la familia, se dirigió al gimnasio Yoon situado en la Calle Almonaster la Real de la capital onubense y conoció al que ha sería descubridor y mentor además de padre deportivo y amigo, el gran entrenador local Bienvenido Alloza Rosa, quien le acogió como a un hijo para enseñarle no solo las técnicas del pugilismo sino también los valores que toda persona recta ha de tener.

Así, integrado en el núcleo que Beni Alloza creó en Huelva bajo la estructura del Club Deportivo Yoon y al lado de otros jóvenes luchadores, como el propio hijo de Alloza o Jonathan Ruiz, José Kelvin obtuvo ese mismo año de 2001 su primera licencia federativa y a partir de entonces fue progresando y mejorando en este difícil deporte bajo la atenta mirada de su entrenador, quien en 2003 tuvo el primer atisbo del potencial de su discípulo al proclamarse en el mes de noviembre campeón de España júnior en la categoría minimosca, en Guardamar de Segura (Alicante). Apenas dos años después de haber puesto el primer pie en aquel gimnasio que se había ya convertido en su segunda casa.

Este título supuso para Kelvin la llamada del equipo nacional en 2004, cuando su menudo cuerpo y agilidad–1,63 m de altura y 48 kg de peso en forma– fueron puestos a prueba por primera vez en el ámbito internacional, debutando en el Campeonato del Mundo júnior celebrado en Jeju (Corea del Sur) –cayó en octavos de final. Asimismo, ese mismo años, “flirteó” con la posibilidad de clasificarse para Atenas 2004 al competir en el Preolímpico, pero la llamada de Juegos hubo de esperar al no lograr una de las plazas en juego.

Realmente, su primera gran temporada fue la de 2005, año en el que obtuvo la primera medalla internacional –bronce en los Juegos Mediterráneos de Almería 2005 en la categoría minimosca– y disputó el primero de sus cinco Mundiales absolutos, en Mianyang (China), cayendo en 1/16 de final ante japonés Kenji Ohkubo. Además, ganó el primer Boxam –torneo internacional de España– de su palmarés y, hallándose aún en edad júnior, asistió al Campeonato de Europa de la categoría, en Tallin (Estonia), llegando a cuartos de final.

Tales resultados fueron un buen augurio para afrontar un ciclo olímpico que fue tan consistente como que terminaría con la clasificación para sus primeros Juegos, todo ello entrenando y viviendo en Huelva, arropado por Beni y su entorno familiar-deportivo, mientras el epicentro del boxeo nacional amateur estaba en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

En el camino hacia Pekín 2008, el onubense conquistó sus primeros tres títulos nacionales absolutos al imponerse en 2005 y 2006 en la categoría de 48 kilos y en 2008 en la de 51 –totaliza seis, habiendo añadido posteriormente el triunfo en 2010 (54 kg), 2012 (49 kg) y 2015 (52 kg). Asimismo, regresó en 2007 al Campeonato del Mundo, organizado ese año en Chicago –perdió en octavos de final de 48 kg ante el francés Nordine Oubaali–, y debutó en los campeonatos continentales.

En el Campeonato de Europa absoluto se estrenó en Plovdiv 2006 –cayendo en cuartos ante el macedonio Mumin Veli– y retornó en Liverpool 2008 –luego de los Juegos– para lograr el 15 de noviembre una excelente medalla de plata después de sucumbir en la final ante el armenio Hovhannes Danielyan, por 6:7. Por otro lado, inauguró su palmarés en el Campeonato de la Unión Europea alineándose en Pecs 2006 (Hungría) –llegó a cuartos de final– y Dublín 2007, donde se apuntó el notable éxito de una medalla de plata, luego de caer en la final del 23 de junio ante el húngaro Pál Bedák, por 10:20.

Y, que no quede en tintero, en abril de 2004, llegó a la final del Preolímpico de Atenas, de modo que se hacía con uno de los dos billetes en juego para Pekín 2008, donde tuvo el honor de ser el único boxeador español clasificado, defendiendo a los 21 años el pabellón nacional en el peso minimosca (48 kg). En los Juegos, De la Nieve no pudo, sin embargo, avanzar de la 1.ª ronda (1/16 de final), que disputó el 13 de agosto en el Gimnasio de los Trabajadores de Pekín ante el estadounidense de origen mexicano Luis Yáñez, quien le derrotó en un polémico combate por un tanteo de 9:12.

El ciclo olímpico 2008-2012 de José Kelvin resultó de nuevo una muestra de todo su potencial. Imbatible en España, en el ámbito europeo demostró estar entre los mejores, toda vez la medalla de bronce en Moscú 2010 –cayendo en semifinales ante el irlandés Paddy Barnes (48 kg), luego campeón de Europa– y la 5.ª posición (cuartofinalista) en Ankara 2011. Pero el salto cualitativo se materializó en el Campeonato del Mundo puesto que en las dos ediciones celebradas, Milán 2009 y Bakú 2011, el español alcanzó los cuartos de final del peso minimosca, siendo apartado en ambos casos de las medallas por el ruso David Ayrapetyan, y teniendo la 5.ª posición de 2011 el premio de una plaza olímpica para el boxeo español que, en buena lógica, él ocupó en Londres 2012.

Así, el 31 de julio de 2012, en el ExCeL de Newham, el andaluz escenificó su segunda participación olímpica, repitiendo la tarjeta de cuatro años antes, pues volvió a caer en 1.ª ronda, esta vez ante el ecuatoriano Carlos Quipo, por 11:14.

Lejos de escuchar las voces de quienes le recomendaban pasar al profesionalismo tras estas Olimpiadas, nuestro protagonista siguió fiel al amateurismo pugilístico en busca de los terceros Juegos, ya en la categoría mosca (52 kg), camino que empezó con una noticia trágica, desestabilizadora para el Kelvin, pues en marzo de 2013 falleció Beni Alloza. Desprovisto de la guía técnica y emocional que le había llevado a la elite, De la Nieve solo llegó a octavos de final del Europeo de 2013, en Minsk (Bielorrusia), y no se clasificó para el Mundial de ese año en Almaty (Kazajistán).

Pese a duro revés por la pérdida de su mentor, el onubense fue recuperando la forma poco a poco y ya en el verano de 2013 ofreció, en los Juegos Mediterráneos de Mersin (Turquía), su mejor cara al lograr la medalla de oro batiendo en la final al italiano Vincenzo Picardi. Un éxito que prolongó en las siguientes dos grandes citas, pues en el Campeonato de la Unión Europea de Sofía 2014 se alzó con la medalla de bronce y en el Campeonato de Europa de Samokov 2015, en Bulgaría, recibió el mismo metal al caer en semifinales ante el británico Muhammad Ali.

Esta medalla le clasificaba para el Mundial de Doha, a finales de año, donde se jugaba muchas de sus opciones de estar en los Juegos de Río de Janeiro 2016, el gran objetivo del andaluz. Para no dejar nada al azar y preparar tanto el Europeo como los primeros Juegos Europeos –también repartían plazas olímpicas– y el Mundial, desde principios de 2015 Kelvin se había mudado a la Residencia Joaquín Blume de Madrid para entrenar en el CAR con el equipo nacional. Asimismo, aceptó una oferta para participar en las Series Mundiales de la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) en 2015, integrado en el club British Lionhearts, convirtiéndose en febrero de ese año en el primer español en participar en esta liga semiprofesional (no repitió en 2016).

Lamentablemente, nada salió como el bravo luchador habría deseado, ya que ni en los Juegos Europeos de Bakú 2015 ni en el Campeonato del Mundo logró pasar de los octavos de final y los últimos billetes olímpicos puestos en juego en el Preolímpico de Bakú 2016 –no participó en el Europeo de Samsun para centrarse en este– quedaron lejos de su alcance al caer en la 2.ª ronda.

Con la firme convicción de haber dado todo lo que tenía por el boxeo olímpico español, el 9 de julio de 2016, en La Coruña, disputó su último combate amateur en la final de los 56 kg del Campeonato de España, siendo batido en una decisión muy discutida de los jueces por José Quiles, en la que quedará como su única derrota en una final de los Nacionales. La tarde de ese día anunció su retirada del amateurismo luego de 14 temporadas en las que ha competido en 2 Juegos Olímpicos, 5 campeonatos del mundo, 6 campeonatos de Europa, 3 campeonatos de la Unión Europea y 2 Juegos Mediterráneos, con un balance de 7 medallas en todos ellos, amén de otros triunfos en torneos internacionales tales como el Boxam.

Mientras decide sobre un posible futuro en el boxeo profesional, José Kelvin de la Nieve disfruta en Huelva de su pareja y de la recién ampliada familia, pues a principios de 2016 fue padre.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas