José Antonio Colado Castro

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

José Antonio Colado Castro
Sevilla

José Antonio Colado Castro

30.10.1976

Sevilla

1
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2004 Atenas (Grecia)Tiro olímpico_PrecisiónMasculinaPistola aire 10 m
Puesto 33
2004 Atenas (Grecia)Tiro olímpico_PrecisiónMasculinaPistola aire 50 m
Puesto 34


Biografía de José Antonio Colado Castro

Referencia andaluza en el tiro de precisión durante más de una década, José Antonio Colado nació el 30 de octubre de 1976 en Sevilla, ciudad en la que creció en el entorno de la Plaza del Giraldillo, estudiando en el Colegio Sor Ángela de la Cruz y el Instituto de Enseñanza Secundaria Los Príncipes. No fue sin embargo en los escenarios educativos donde descubrió el deporte del tiro, sino en las instalaciones que la Junta de Andalucía posee en el término municipal de Camas, población muy próxima a Sevilla, lugar al que los Colado Castro se desplazaron cierto fin de semana, cuando José Antonio contaba con 13 años, en busca de una actividad colectiva lúdica.

Tal fue la identificación familiar con el deporte que la visita se repitió en fines de semana posteriores y todos los miembros se engancharon al tiro, aprendiendo su técnica de forma autodidacta e incluso midiendo armas en competiciones locales y provinciales… Y con especial énfasis, José Antonio. Tanta que el menudo tirador, con solo un año de práctica, decidió entregarse en cuerpo y alma al tiro, emprendiendo una mayor continuidad en los entrenamientos en la especialidad de precisión con arma corta al objeto de pulir técnica y adquirir mayor puntería en las pruebas de pistola aire, pistola libre, pistola velocidad y pistola estándar.

Tras varios años de aprendizaje y maduración, y luego de haberse fajado en competiciones oficiales autonómicas y nacionales, el talento de José Antonio llamó la atención de los técnicos españoles y en 1996 fue llamado al equipo nacional para participar en los campeonatos de Europa júnior de aquel año. Debutó de esta forma con la camiseta nacional siendo 24.º en pistola velocidad y 34.º en pistola estándar, en Sofía (Bulgaria), y 33.º en pistola aire, en Budapest (Hungría).

Inmediatamente, la Real Federación Española de Tiro Olímpico le ofreció la posibilidad de incorporarse al Centro de Alto Rendimiento de Madrid, a la Residencia Joaquín Blume, y compatibilizar entrenamientos, viajes, competiciones y estudios de Ciencias Físicas –que ya había iniciado en la Universidad de Sevilla– en la Universidad Autónoma de Madrid. Ofrecimiento que José Antonio, con el permiso familiar, aceptó para comenzar una nueva etapa de su vida en Madrid e intentar que la proyección deportiva que todo el mundo veía en él se plasmase en realidad.

En la capital de España, el andaluz ingresó de inmediato en el grupo de trabajo del que sería su entrenador hasta el final de su carrera deportiva, el maestro polaco Cezary Staniszewski, y ya ese año de 1997 se estrenó como absoluto en el Campeonato de Europa celebrado en Varsovia, donde logró el 61.º puesto en pistola aire, reseñando que también acudió a los Juegos Mediterráneos de Bari (Italia), en los que alcanzó la 6.ª posición en la misma prueba. Para completar el historial de debuts, en 1998 participó en Barcelona en el Campeonato del Mundo –39.º en pistola aire– y en 1999 conoció la Copa del Mundo.

Esta temporada de 1999 José Antonio firmó su primera gran campaña al unir a sus prestaciones universales, y siempre en pistola aire, el título de campeón de España absoluto, en Madrid, y la 15.ª plaza en el Campeonato de Europa de Arnhem (Holanda), siendo esta la mejor clasificación de siempre del sevillano en el máximo evento continental, luego igualada en otras dos ediciones del torneo, en 2003 y 2006.

En total, Colado ha participado en 10 campeonatos europeos absolutos. Cronológicamente, Varsovia 1997, Arnhem 1999, Múnich 2000 (59.º en pistola aire), Zagreb 2001 (37.º en pistola libre), Salónica 2002 (38.º en pistola aire), Gotemburgo 2003, Plzen 2003 (50.º en pistola libre), Gyor 2004 (47.º en pistola aire), Belgrado 2005 (47.º en pistola libre) y Moscú 2006.

Por su parte, en 2002, vivió el segundo y último Mundial de su carrera deportiva, en Lahti (Finlandia), donde concluyó 41.º en pistola aire y 77.º en pistola libre, ya totalmente centrado en la búsqueda de la plaza olímpica para los Juegos de Atenas 2004. Este fue el gran deseo y gran sueño del sevillano desde que se vio plenamente integrado en el equipo nacional, y el motivo principal de su ajetreo viajero por las distintas sedes de la Copa del Mundo.

Así, desde 1999 a 2006, el hispalense ha participado en 15 pruebas del primer circuito internacional del tiro olímpico. A saber, Seúl, Atlanta y Milán, en 1999; Atlanta y Sídney, en 2000; Atlanta, en 2002; Changwon (Corea), Fort Benning (EEUU) y Múnich, en 2003; Sídney, Atenas y Milán, en 2004; Múnich y Fort Benning, en 2005; y Milán, en 2006.

Entre sus actuaciones destacar, en pistola aire, la 20.ª posición en Seúl 1999 y Sídney 2004, la 19.ª en Atlanta 2002 y, sobre todo, la 8.ª plaza en Changwon 2003, llevando a cabo su récord de puntuación en el concierto internacional (578) –igualado en los Europeos de Gotemburgo 2003 y Moscú 2006– y accediendo a la final por primera y única vez en una competición del máximo nivel.

La actuación en Corea del Sur fue la culminación al mejor momento de forma de su carrera deportiva y la rúbrica a la consecución del gran objetivo, la clasificación olímpica, obtenida poco antes gracias al ya reseñado 15.º lugar en el Europeo de esa temporada, teniendo por tanto el privilegio de disfrutar del pasaporte olímpico desde un año antes de la celebración de los Juegos de Atenas 2004.

En la capital griega se presentó tras cubrir una temporada de 2004 de buen tono, habiendo sido medalla de bronce en el Campeonato de España, en Zamora, y 6.º en el Gran Premio Internacional de Múnich, en pistola aire –batiendo en la calificación el récord nacional, con 584 puntos–, aunque sin brillo en la Copa del Mundo.

Su hora en los Juegos llegó el día 14 de agosto cuando, en el Centro de Tiro de Atenas, tomó parte en la prueba de pistola aire, en la que con 572 puntos ocupó el 33.º puesto de la clasificación general (entre 47 competidores), sin poder pasar a la final de ocho. Posteriormente, el 17 de agosto, cerró su participación en pistola libre, siendo el 34.º clasificado (entre 42), con 542 puntos.

En el nuevo ciclo olímpico, José Antonio Colado reforzó su compromiso con el tiro deportivo –compatibilizándolo con los estudios, que en 2004 debió dejar bastante de lado para centrarse en la preparación de los Juegos– con el punto de mira puesto en Pekín 2008, pero ciertamente su camino hacia la magna cita deportiva nunca se mostró firme y a la postre las pretensiones iniciales no pudieron cumplirse. Una discreta campaña 2005 precedió a un año 2006 de recuperación –campeón nacional de pistola velocidad y pistola estándar y 15.º en el Europeo, igualando registro personal–, si bien en 2007 solo brilló en el Gran Premio Internacional de Berlín con un 4.º puesto que fue insuficiente para llevarle al equipo español de tiro olímpico y aspirar a los Juegos.

Había llegado la hora de la retirada progresiva y Colado, con el título de entrenador internacional, pasó a desempeñar ese mismo año de 2007 funciones de técnico del grupo de alta competición júnior de pistola de la Real Federación Española de Tiro Olímpico y director técnico adjunto de la misma. En febrero de 2015, el tirador diestro hispalense, que a lo largo de su carrera deportiva perteneció a los clubes Los Mosqueteros de Melilla, 9.45 de Málaga y Precisión de Sevilla, fue nombrado director técnico deportivo de la federación, cargo en el que se mantiene en la actualidad.

Justa continuidad en un deporte que al que tanto ha dado a la vista de los resultados descritos, a los que hay que unir sus participaciones en la Copa del Rey y Copa de España, y el Match Ibérico –entre España y Portugal–, en el que alcanzó la medalla de bronce individual en pistola aire en 2002, en Logroño, y la de plata en pistola aire en 2003, en Lisboa.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas