Francisco Román Alarcón Suárez

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Francisco Román Alarcón Suárez
Olímpico

Isco
Alarcón

Málaga

Francisco Román Alarcón Suárez

21.04.1992

Benalmádena (Málaga)

1
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2012 Londres (Reino Unido)FútbolMasculinaFútbol
Puesto 14


Biografía de Francisco Román Alarcón Suárez

Decimotercero y hasta la fecha último futbolista andaluz participante en unos Juegos, Isco, como es conocido en el mundillo del balompié, no tuvo –como algunos de sus antecesores– una brillante experiencia olímpica, en contraposición a su trayectoria de club, bien en el Málaga CF bien en el Real Madrid CF, o su singladura en otras selecciones nacionales, con las que logró un título continental sub-23 o la clasificación para la Copa del Mundo de 2018.

Nacido el 21 de abril de 1992 en el malagueño pueblo de Benalmádena, este futbolista diestro, centrocampista ofensivo e interior con una gran y eficaz llegada al área del oponente, creció en la barriada de Arroyo de la Miel en el seno de un familia muy humilde –su madre, Jenny, era ama de casa y su padre, Paco, trabajaba en labores de mantenimiento en Puerto Marina–, siendo la calle y el balón sus grandes amigos.

Desde que empezó a jugar por las calles de Arroyo de la Miel su mejor “amigo” fue el balón. Pasaba más tiempo en la calle y la Plazoleta de las Flores que en casa o el colegio, y enseguida sus padres vieron el talento futbolístico del niño, por lo que con 5 años lo inscribieron en la escuela de fútbol del Patronato Municipal de Deportes en la que tuvo como entrenador a Juan Bañasco.

Nunca se le subió a la cabeza su calidad. Lo tomaba con humildad y naturalidad, cualidades en las que reside parte de su éxito, como recuerda José Antonio Vera, otro de sus descubridores. Tras dos años con los colores municipales –el primero de ellos lideró el equipo de prebenjamín que ganó la liga interprovincial–, dio el salto al Atlético Benamiel Club de Fútbol, donde actuaría en las categorías benjamín y alevín.

Paralelamente a su progresión deportiva, Isco completó los estudios de primaria en el Colegio La Leala y a los 12 años se matriculó en el Instituto Poetas Andaluces para realizar secundaria, si bien a los pocos meses llegó una gran decisión en su vida, como fue la firme apuesta por el fútbol. Abandonó, por tanto, los estudios pues tanto él como su entorno familiar decidieron aceptar la oferta realizada por el Valencia Club de Fútbol para integrarse en su cantera.

De esta forma, llegó a Valencia en 2006, con solo 14 años, y comenzó a formarse en niveles profesionales hasta que en la campaña 2009-2010 se alineó en la Segunda División B con el filial valencianista, el Valencia Mestalla, de la mano de Óscar Fernández. Ya en la temporada 2010-2011 alternó actuaciones en este equipo y convocatorias para el primer equipo, entrenado por Unai Emery, con el que debutó en un partido de la Copa del Rey el 11 de noviembre de 2010 frente a la Unión Deportiva Logroñés.

Al final del curso, el equipo valencianista terminó 3.º en la Primera División y se clasificó para la Liga de Campeones de Europa, a pesar de lo cual el contrato de Alarcón quedó sin renovación. Ello abrió las puertas a la posibilidad de regreso a su tierra, lo cual se llevó a cabo en julio de 2011 al fichar por el Málaga Club de Fútbol para encarar la temporada 2011-2012 a las órdenes de Manuel Pellegrini. Fue, sin duda, un brillante año, ya que el cuadro andaluz concluyó 4.º en la Liga de Primera División y obtuvo la clasificación para la Liga de Campeones continental del año siguiente.

Por su parte, Isco, a base de trabajo, se había ganado su hueco no solo en el primer equipo malaguista sino también en el fútbol profesional, siendo objeto de deseo de los clubes punteros. En tales condiciones y tras un segundo año de reafirmación en el Málaga –6.º en la Liga 2012-2013–, el Real Madrid CF se hizo con sus servicios el 27 de junio de 2013.

En el club blanco, donde sigue jugando, se ha granjeado la confianza de los técnicos Carlo Ancelotti (2013-2014 y 2014-2015), Rafa Benítez (2015-2016) y Zinedine Zidane (2015-2016 en adelante) y contribuido a triunfos tan resplandecientes como 3 ediciones de la Liga de Campeones de Europa (2014, 2016 y 2017), 3 ediciones de la Supercopa de Europa (2014, 2016 y 2017), 3 ediciones de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA (2014, 2016 y 2017), la Copa del Rey de 2014, la Liga 2016-2017 y la Supercopa de España 2017. En el Campeonato Nacional de Liga, Isco y el Real Madrid fueron, además, subcampeones en 2015 y 2016, y terceros en 2014.

Asentado plenamente en Madrid, donde ha creado una familia al lado de su pareja, Victoria, con la que tiene un hijo, también llamado Isco, el jugador malagueño ha logrado igualmente ser reconocido y respetado en la selección española, en la que ha brillado en todos los escalafones: sub-17 (21 veces internacional), sub-18 (2), sub-19 (16), sub-20 (6), sub-21 (19), sub-23 (5)… hasta llegar a la absoluta, con la que se estrenó el 6 de febrero de 2013, en un amistoso contra Uruguay (3-1 para España) en Doha (Catar), y con la que suma 24 encuentros disputados, resaltando su concurrencia a las fases clasificatorias de los mundiales de 2014 y 2018 y la Eurocopa de 2016.

En este currículum como internacional, destacar el tercer puesto en la Copa del Mundo sub-17 de 2009, el título de campeón de Europa sub-23 en 2013 –en Israel, con Luis Milla y Julen Lopetegui como entrenadores– y la presencia en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde acudió convocado por Luis Milla, junto a David De Gea, César Azpillicueta, Álvaro Domínguez, Javier Martínez, Iñigo Martínez, Jordi Alba, Adrían López, Íker Muniain, Rodrigo Machado, Juan Mata, Jorge Resurrección “Koke”, Martín Montoya, Alberto Botía, Oriol Romeu, Cristian Tello, Ander Herrera y Diego Mariño.

Después de 12 años de ausencia, la participación española en el torneo olímpico de fútbol masculino despertó mucha ilusión, dada la calidad técnica del grupo, hasta el punto de ser señalada como la favorita. Sin embargo, en el campo de juego el combinado defraudó a propios y extraños al quedar eliminado en la primera ronda, como 4.º de su grupo, ofreciendo una paupérrima impresión.

Integrada en el grupo D –la primera fase estaba compuesta por 4 grupos de 4 equipos, para un total de 16– la selección española debutó el 26 de julio en el Hampden Park, de Glasgow, con derrota (0-1) ante Japón. El segundo encuentro se disputó en el St James’ Park de Newcastle, el 29 julio, y España cayó de nuevo por 0-1, frente a Japón. Ya sin opciones de pasar a cuartos –solo lo hacían los dos primeros de cada grupo–, cerró la competición empatando a cero ante Marruecos el 1 de agosto en Old Trafford, en Manchester.

Actualmente, Isco continúa viviendo en la capital de España y jugando para el Real Madrid, con el que el 14 de septiembre de 2017 renovó su vínculo contractual hasta 2022, siendo uno de los jugadores más valiosos y admirados del fútbol español con solo 25 años.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas