Enrique Briones Pérez de la Blanca

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Enrique Briones Pérez de la Blanca
Granada

Enrique Briones Pérez de la Blanca

04.09.1962

Granada

1
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
1988 Seúl (Corea del Sur)RemoMasculinaCuatro sin timonel
Puesto 13


Biografía de Enrique Briones Pérez de la Blanca

Nació el 4 de septiembre de 1962 en Granada por decisión de su madre, que marchó cerca de su familia para dar a luz, si bien Enrique creció, vivió y se hizo remero en el sevillano barrio de Los Remedios, en cuyo colegio de los Sagrados Corazones llevó a cabo toda su formación académica –hasta COU– y polideportiva, con predilección por el deporte que tanto amaba su padre, Eduardo Briones Espinosa, presidente de la Federación Andaluza de Remo de 1981 a 1988.

Con tales genes, Enrique, al igual que cinco de sus seis hermanos, comenzó a remar muy prematuramente, no en vano con 10 años –otoño de 1972– empezó a dar las primeras remadas de la mano de Felipe del Valle, por entonces preparador físico de las categorías inferiores del Real Círculo de Labradores. Al año de práctica, Enrique Briones obtuvo su primer éxito defendiendo a este señero club hispalense, pues se proclamó campeón de España infantil de skiff, en el certamen celebrado en 1973 en Vigo (Pontevedra), prueba en la que en los dos años sucesivos volvió a subir al podio para recoger la medalla de plata en 1975 y la de bronce en 1976.

Tales éxitos se prolongaron como cadete al alcanzar medalla de plata en cuatro sin timonel en el Campeonato de España de 1977 y en ocho con timonel en 1978, ambos ya logrados como representante del Club Náutico Sevilla, entidad en la que se enroló en 1977 y donde recibió la formación técnica de manos del entrenador Carlos Molina Castillo, con Javier Díaz como preparador físico. Con ellos, su etapa como juvenil respondió a las expectativas, prueba de lo cual el subcampeonato en doble scull en los Nacionales de 1979 y sendas medallas de bronce en dos sin timonel y ocho con timonel en la edición de 1980, metales con los que se despidió de la categoría.

De este modo y con escasos 18 años, el hispalense de Granada afrontó en 1981 el primer año como sénior, celebrándolo con la primera medalla –bronce en cuádruple scull– en el Campeonato de España de Mequinenza (Zaragoza) y el debut internacional en todo un Campeonato del Mundo, en Múnich (Alemania Federal), donde obtuvo la 10.ª posición en cuatro sin timonel peso ligero.

En el peso ligero viviría tres temporadas de relumbrón encadenando podios mundiales en los certámenes de 1982, 1983 y 1984, celebrados en Lucerna (Suiza), Duisburgo (Alemania) y Montreal (Canadá), respectivamente. El primer año subió al segundo escalón para recoger la medalla de plata en cuatro sin timonel peso ligero, bote con una tripulación totalmente sevillana (Luis María Moreno Perpiñá, José María de Marco Pérez, Guillermo Müller Gascón y el propio Enrique Briones). Pero en la campaña siguiente, las prestaciones fueron máximas al proclamarse campeón del mundo de ocho con timonel junto a José Manuel Cañete López, Carlos Muniesa Ferrero, José Manuel Crespo Hidalgo, Benito Elizalde Etxezarreta, Eulogio Génova Emezabel, Víctor Llorente Rodríguez, José Rojí Blanco y el timonel Alejandro Moya Giné. Un título mundial que no pudo renovar al año siguiente, aunque la defensa fue sobresaliente pues alcanzó la medalla de bronce con los mismos compañeros, a excepción de Rojí, que fue sustituido por Jacinto Accensi Abellá.

Pese a todo, el hispalense no estuvo en las pruebas de remo de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984 y afrontó el nuevo ciclo efectuando la transición a botes pesados, concretamente al cuatro sin timonel, con vistas a poder clasificarse para Seúl 1988.

En la nueva embarcación, el andaluz destacó en regatas internacionales y no desentonó en los campeonatos mundiales, siendo 11.º en los de Hazewinkel (Bélgica) 1985 y 13.º en los de Copenhague (Dinamarca) 1987, méritos suficientes para lograr, junto a José Luis Aguirre Arruti, Bartolomé Alarcón Vargas y José María Segurola Arregui, el billete olímpico para la capital de Corea del Sur, en cuyo canal de remo de Misari, en la ciudad de Hanam, el cuarteto nacional debutó el 20 de septiembre siendo 5.º y último de la serie 2 (de 3) de la 1.ª ronda. Fuera de los tres primeros puestos, que clasificaban para las semifinales, tuvieron que intentar el acceso a esa segunda fase en la repesca única del día 21, con 6 botes en liza para 3 plazas de semifinalista. Los españoles acabaron en la 4.ª plaza y cerraron como antepenúltimos (entre 15) –oficiosos decimoterceros– su presencia en los Juegos.

Pese a la discreta actuación de Enrique Briones y sus compañeros, aquel privilegio de haber pisado una villa olímpica fue el merecido y anhelado premio a los esfuerzos efectuados desde 1982 para hacer compatibles estudios fuera de Sevilla –en Madrid y Barcelona–, viajes, concentraciones y competiciones. Asimismo, la participación olímpica fue una enorme alegría para la familia Briones, que tanto lo había ayudado y apoyado, especialmente su padre junto al que, recuerda Enrique, vivió el momento más feliz de su vida, como él mismo lo define, cuando en el Campeonato de España de 1985, en Bañolas, le impuso la medalla de oro como campeón nacional de skiff.

Tras los Juegos Olímpicos, nuestro biografiado bajó el ritmo y la intensidad de los entrenamientos para dar cabida en su vida a la faceta laboral, ya que en 1988, siendo licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, empezó a ejercer de profesor de Educación Física, labor que ha llevado a cabo en distintos centros educativos de Sevilla y Cádiz, el último de ellos el IES Ciudad de Hércules de Chiclana de Frontera (Cádiz), donde vive.

Sin embargo, nunca ha dejado el remo. Siguió compitiendo en los campeonatos nacionales absolutos hasta 1992 y, después de su retirada en enero de 1993, se ha enganchado a las competiciones de veterano, en las que ha vuelto a brillar. Así, en el Campeonato del Mundo Máster de 2017, en Bled (Eslovenia), se alzó con la medalla de plata en dos sin timonel categoría +50 y con la de bronce en skiff en +55.

Como resumen final, hay que indicar que en el Campeonato de España sénior, Enrique Briones posee un total de 14 medallas, de las cuales 4 son de oro: Mequinenza 1982 (4-), Bañolas 1985 (1x), Mequinenza 1986 (8+) y Villarreal de Álava 1991 (2+).

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas