Blanca María Manchón Domínguez

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Blanca María Manchón Domínguez
Sevilla

Blanca María Manchón Domínguez

06.03.1987

Sevilla

1
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2004 Atenas (Grecia)VelaFemeninaMistral
Puesto 8


Biografía de Blanca María Manchón Domínguez

Una de las más destacadas deportistas andaluzas del siglo XXI, Blanca Manchón tomó en 2004 el relevo de la también hispalense Mari Carmen Vaz como representante española en los Juegos dentro de la clase olímpica del windsurf, el mistral, si bien, con el cambio a la tabla denominada RS:X, su indudable talento y calidad competitiva se toparon con una rival, paisana y compañera de club, Marina Alabau, que ha evitado que la menor de la saga Manchón haya podido estar en las tres Olimpiadas posteriores toda vez que la vela dispone un único participante por país en las regatas olímpicas. No obstante, esta rivalidad ha contribuido a que Blanca y Marina, Marina y Blanca hayan logrado hitos deportivos para la vela andaluza y española que difícilmente se igualarán en un futuro próximo.

Blanca Manchón nació el 6 de marzo 1987 en el encantador barrio sevillano de Triana, si bien creció –y sigue viviendo– más al centro de la ciudad, en la calle Castelar, donde su infancia transcurrió en un estrecho entorno familiar de navegantes, pues tanto su padre Paco Manchón, como su madre María Antonia Domínguez y su hermano Curro Manchón han sido y son deportistas apasionados del mar, el viento y las olas. Esta vocación familiar por el deporte fue inculcada a la pequeña Blanca incluso antes de nacer, pues, como ella afirma, ya sintió su primera competición –un Campeonato de España– estando en el vientre de su madre, embarazada de cinco meses.

En tales condiciones, no es de extrañar que nuestra protagonista se expresase a plena satisfacción en las disciplinas deportivas que practicó en el Colegio Entreolivos de Dos Hermanas y, más tarde, en el Colegio Julio César de Sevilla, donde poco a poco, año a año, a pesar de las dificultades de llevar a la par estudios y entrenamientos y competición, esta positiva mujer de pelo rubio y ojos verdes fue superando niveles académicos.

Aunque le gustaba la gimnasia artística, la vocación de Blanca siempre fue el mar desde que con 6 años comenzó a navegar en el Guadalquivir –al lado de su club, el Náutico Sevilla– a bordo de un optimist y en la playa sobre una tabla a medida con una vela de dos metros, siempre bajo la mirada atenta y vigilante de sus padres y su hermano.

A los 10 años ya navegaba sola en las aguas de su segunda casa, Puerto Sherry, en El Puerto de Santa María (Cádiz), y tal era su calidad que fue incluida en el equipo infantil de la Federación Andaluza de Vela para participar en el Campeonato de España, punto de inicio de una trayectoria deportiva colmada de éxitos en la que ha sido entrenada por su padre Paco y posteriormente por su hermano Curro, contando además con personas muy significativas en su preparación como han sido José Carlos Jaenes, Juan José González Badillo, Tomás Calero, María del Carmen Vaz o Javier Urresti.

El mismo año del debut en el Nacional (1997) efectuó la primera salida internacional, a Polonia, para competir en el Campeonato del Mundo de aloha, la clase del windsurf destinada entonces a los regatistas jóvenes (hasta la categoría júnior) y sustituida en 2005 por la techno 293 en el marco de la federación internacional (ISAF).

Dos años más tarde (1999), regresó el Mundial de aloha y en Martigues (Francia) se alzó con la medalla de plata en la categoría alevín y la 19.ª posición en la general de todas las categorías de edad. Definitivamente en 2000 se despidió de la tabla “pequeña” logrando el título universal de aloha en la categoría minim, en aguas de La Manga del Mar Menor (Murcia). Primer entorchado mundial de su aún incipiente carrera deportiva.

Blanca Manchón ya había iniciado en 1999, con 12 años, el asalto a la clase superior de la tabla a vela, la mistral, de rango olímpico. Esa primera temporada, en el Campeonato de Europa júnior, disputado en “su” Puerto Sherry, ya se aupó al 8.º puesto. No obstante, fue a partir de 2001 cuando, con el ejemplo de su compañera de club, Mari Carmen Vaz, diploma en los Juegos de Sídney 2000, el entrenamiento y la dedicación de nuestra biografiada se hicieron más intensos y continuos, lo cual tuvo un reflejo directo en sus resultados, ya únicamente en mistral: 4.ª en el Campeonato de España juvenil, en el Centro Náutico Elcano de Cádiz; medalla de plata en el Campeonato de Europa juvenil, en Marsella (Francia); 7.ª en el Campeonato del Mundo juvenil, en Pattaya (Tailandia); 27.ª en el Campeonato del Mundo absoluto, en Atenas (Grecia); y 5.ª en los Juegos Mediterráneos de Túnez. Apréciese que estos dos últimos puestos ya se produjeron en categoría absoluta.

Sin duda, 2001 significó un punto de inflexión en el periplo deportivo de la andaluza, quien puso rumbo meridiano hacia los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, insistimos, a pesar de su juventud. Ello supuso que en las dos temporadas siguientes (2002 y 2003) –años complicados junto a 2004, en los que, con tanto entrenamiento y viaje, resultó difícil la tarea de sobrellevar los estudios– alternase participaciones en los campeonatos propios de su edad y en los eventos del primer nivel mundial con vistas a obtener la plaza olímpica.

Entre los primeros, hemos de significar que en 2002 fue medalla de plata en el Campeonato del Mundo Juvenil de Clases Olímpicas –obviamente dentro de la clase mistral–, en Nueva Escocia (Canadá), y 5.ª en el Campeonato del Mundo Juvenil de Mistral, en El Puerto de Santa María. Por último, en 2003, en los mismos certámenes reseñados, se hizo con la medalla bronce en el primero, en aguas de Madeira (Portugal), y el triunfo en el segundo, en Mérida (México).

Por su parte, en los grandes campeonatos absolutos, no faltó a ninguno de 2002 a 2004. En el Campeonato de Europa, obtuvo el 27.º puesto en Neusiedl am See (Austria) 2002, el 22.º en Mondello (Italia) 2003 y la medalla de plata en Sopot (Polonia) 2004. En el Campeonato del Mundo de Clases Olímpicas ISAF acabó 27.ª en mistral durante la primera edición, celebrada en 2003 en Cádiz. Y en el Campeonato del Mundo de Mistral, fue 10.ª en Pattaya (Tailandia) 2002 y 7.ª en Çesme (Turquía) 2004, en el mes de abril, posición que le otorgó el ansiado pasaporte olímpico.

Por tanto, la culminación a este maravilloso ciclo olímpico, en el que la sevillana creció de la niñez a la madurez deportiva fue la participación en Atenas 2004, debutando el 15 de agosto con 17 años y siendo la más joven regatista de todas las modalidades y no solamente de las 26 regatistas de la clase mistral que se citaron en el Centro Olímpico de Vela Agios Kosmas de la capital ateniense.

Tras 11 regatas, Blanca, luego de firmar una tarjeta de 95,0 puntos –siendo su mejor resultado la 3.ª posición en la quinta regata y el peor la 15.ª en la octava, por tanto, descartada–, quedó clasificada en una muy meritoria 8.ª plaza, lejos del bronce de la italiana Alessandra Sensini (34,0), que le doblaba en edad, trayéndose a España un diploma olímpico que ya ella se había marcado como objetivo en los meses anteriores.

Luego de los Juegos, en 2005 la andaluza cerró un ciclo al navegar por última vez sobre la tabla mistral, que quedaba cancelada al término del año. La despedida fue abrumadoramente rutilante ya que la menor de la saga Manchón lo ganó todo: vencedora de la Copa de España, campeona nacional absoluta, campeona de Europa juvenil en Mondello, campeona juvenil en el Mundial de clases olímpicas de Busan (Corea del Sur) y campeona del mundo absoluta, de nuevo en Mondello. Resultados que le otorgaron el tercer puesto en el ranking mundial de la ISAF al cierre del mistral.

Con el cambio de clase y el advenimiento del RS:X, una tabla más nerviosa y rápida, Blanca Manchón cedió, como ha quedado reseñado en la introducción, el predominio nacional a Marina Alabau, quedándole vedado el acceso a los Juegos Olímpicos de 2008, 2012 y 2016. En los tres casos, en las pruebas selectivas determinadas por la federación española, siempre fue superada por su paisana en dura pugna, quedando como reserva olímpica. Pese a ello, Blanca Manchón ha mantenido intacto en todos estos años su estatus mundial a base de triunfos, podios y hechos tan resonantes como los que se glosan a continuación.

En el Campeonato del Mundo de la ISAF, ha participado en Cascaes (Portugal) 2007, Perth (Australia) 2011 y Santander 2014, consiguiendo los puestos 17.º, 12.º y 11.º, respectivamente, en RS:X femenino. En el Mundial específico de esta clase, ha participado en las 8 ediciones celebradas desde 2006 a 2016, con el siguiente balance: 31.ª en Torbole (Italia) 2006, 5.ª en Auckland (Nueva Zelanda) 2008, medalla de plata en Weymouth (Reino Unido) 2009, campeona del mundo en Kerteminde (Dinamarca) 2010, 20.ª en Cádiz 2012, 7.ª en Buzios (Brasil) 2013, 8.ª en Al Mussanah (Omán) 2015 y 15.ª en Eilat (Israel) 2016.

En el ámbito continental, no ha faltado a ningún Campeonato de Europa de RS:X desde 2006, salvo en 2016 por los motivos luego explicados. En estos 11 certámenes, ha ganado la medalla de oro en Alaçati (Turquía) 2006 –primera edición–, la medalla de plata en Tel Aviv 2009 y la medalla de bronce en Limasol (Chipre) 2007 y Brest (Francia) 2013. Asimismo, ha sido 4.ª en Bourgas (Bulgaria) 2011 y Funchal (Portugal) 2012, 7.ª en Brest 2008, 8.ª en Çesme 2014 y Mondello 2015, 11.ª en Sopot 2010 y 16.ª en Marsella 2017.

Proseguimos. Entre otros eventos, sobresalen los triunfos en la general femenina de la clase RS:X en las tres primeras ediciones de la Copa del Mundo de la ISAF (2008-2009, 2009-2010 y 2010-2011) y diversos primeros puestos en eventos internacionales tales como la Semana Internacional de Cascaes (Portugal) de 2006, la Regata Asia Pacífico de Melbourne (Australia) de 2008, el Trofeo Princesa Sofía de Palma de Mallorca de 2009, la Regata Delta Lloyd de Medemblik (Holanda) de 2009 y 2010, la Regata Skandia de Weymouth de 2009, la Regata de Año Nuevo de Cádiz de 2009 y la Semana Olímpica Francesa de Hyères de 2011.

Para redondear la descripción de su inmenso palmarés hay que añadir que Blanca ocupó la 1.ª posición en el ranking mundial de RS:X femenino del 22 de septiembre de 2010 al 11 de abril de 2012 y que en 2010 fue designada por la ISAF mejor regatista del mundo, distinción a la que ya había sido nominada como candidata en 2005 y 2009.

Miembro de la Real Orden del Mérito Deportivo en la categoría de medalla de oro, nuestra biografiada efectuó en 2016 el primer paréntesis a su extensa carrera deportiva para dar a luz a su primer hijo, Noah, que vino al mundo el 6 de diciembre de ese año –fruto de su matrimonio con el entrenador y deportista Manuel Halcón– para grandísima alegría de una Blanca Manchón que reapareció en competición el 25 de febrero de 2017 en la Semana Olímpica de Andalucía celebrada en la Bahía de Cádiz, justamente el mismo escenario y prueba de su coyuntural despedida un año antes.

Séptima clasificada en la general de RS:X femenino de esta prueba internacional andaluza, alzándose con el título de campeona de España absoluta de 2017, que se ponía en juego en este evento, esta diseñadora de interiores volvió a lograr un nuevo éxito en el mes de julio en Salou (Tarragona), en forma de medalla de oro en el Campeonato del Mundo de Raceboard, demostrando que, a sus 30 años, estaba recuperada para afrontar un nuevo ciclo olímpico con la ilusión de volver a vivir aquellas sensaciones que tuvo cuando, siendo una adolescente, pisó una Villa Olímpica por primera vez.

En el capítulo de distinciones, hay que reseñar que la sevillana posee un Premio Nacional del Deporte (2005) y en dos veces ha recibido el Premio Andalucía de los Deportes (2005 y 2009).

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas