Azahara Muñoz Guijarro

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Azahara Muñoz Guijarro
Olímpica

Azahara
Muñoz

Málaga

Azahara Muñoz Guijarro

19.11.1987

San Pedro de Alcántara, Marbella (Málaga)

1
Juegos OlímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2016 Río de Janeiro (Brasil)GolfFemeninaGolf
Puesto 21


Biografía de Azahara Muñoz Guijarro

Después de 112 años del último torneo olímpico, en San Luis 1904, el golf volvía al programa de los Juegos con motivo de las Olimpiadas de Río de Janeiro 2016. Para la ocasión, el comité organizador construyó, no sin enconadas controversias medioambientales, un campo de golf en Barra de Tijuca en el que durante ocho días se desarrollaron las dos competiciones programadas, un campeonato individual masculino y otro femenino –con 60 competidores en cada uno de ellos– en la modalidad de stroke play, esto es, teniendo en cuenta la suma de golpes dados en cada uno de los 18 hoyos del campo en los cuatro recorridos establecidos.

El equipo español –con cuatro plazas asignadas– estuvo compuesto por Sergio García y Rafael Cabrera-Bello, para el torneo masculino, mientras que en el femenino participaron la navarra Carlota Ciganda y la andaluza Azahara Muñoz. Los cuatro recorridos femeninos se disputaron del miércoles 17 al sábado 20 de agosto y al término de los cuales se alzó con la medalla de oro la surcoreana Park Inbee, con 268 golpes, 16 por debajo del par del campo.

Entre las españolas, la mejor fue Azahara Muñoz, 21.ª clasificada (empatada con otras tres golfistas) con un total de 282 golpes (-2), luego de una competición en el que fue de más a menos: 68 golpes en el primer recorrido (7.ª), 69 en el segundo, 73 en el tercero y 72 en el cuarto.

Azahara Muñoz Guijarro nació el 19 de noviembre de 1987 en San Pedro de Alcántara (Málaga). Hija de José Antonio y Consuelo, maestros, se formó académica y deportivamente en su localidad natal, perteneciente al municipio de Marbella, si bien creció entre la costa malagueña y el pueblo cordobés de Doña Mencía, de donde son naturales sus padres y donde la familia recala periódicamente durante las vacaciones de verano, Semana Santa y Navidades, siendo en sus calles donde Azahara correteó y jugó siendo una niña.

Pronto el golf se cruzó en el camino de nuestra protagonista. Su hermano fue la primera “víctima” del deseo paterno de que sus hijos hiciesen deporte. Así, mientras que el mayor eligió el tenis, poco después Azahara, con 8 años, comenzó en el golf yendo con unos amigos a unas clases gratuitas que se ofrecieron a raíz de la apertura del campo de prácticas de San Pedro. Aquella experiencia entusiasmó a la pequeña Azahara tanto que comenzó a entrenar, practicar y luego jugar de forma regular –en el club Guadalmina–, contando para ello con la inestimable ayuda de su padre como “chófer”.

Competitiva y persistente hasta la saciedad, la malagueña convirtió el golf en una dedicación paralela a los estudios, logrando aunar y tener éxito en ambas facetas. En el ámbito deportivo, los primeros resultados significativos llegaron en 2002, cuando se proclamó campeona de España sub-14 y fue seleccionada para jugar por Europa la primera edición de la versión júnior de la Copa Solheim –la Ryder Cup femenina–, en Minnesota (Estados Unidos). Al año siguiente (2003), repitió comparecencia en la Junior Solheim Cup celebrada en Suecia y contribuyó a la primera victoria de Europa, y en 2005, en Indiana (Estados Unidos), cerró su etapa en este certamen para jugadoras de 12 a 18 años.

Pese a ello, el gran resultado de la golfista andaluza en esta etapa de formación fue el triunfo en 2004 en el Abierto Británico para jugadoras de 15 a 17 años (Girls British Open Championship).

Llegado el momento de dar el salto a la universidad y siendo su deseo estudiar en Estados Unidos, nuestra protagonista, con el apoyo de su familia, hizo las maletas y marchó en 2006 a la Universidad del Estado de Arizona para cursar Psicología, por un lado, y progresar en su carrera golfística compitiendo en las selectivas ligas universitarias –fue incluida varias veces en los equipos ideales del estado y el país– y exigentes campos norteamericanos, por otro. Así, en 2008 (último año como júnior) se proclamó campeona individual del Campeonato de la NCAA (National Collegiate Athletic Association) en Albuquerque (Nuevo México) y en 2009 –siendo sénior– quedó 4.ª en el mismo torneo mientras que su equipo, Arizona State, se alzaba con el título colectivo.

En lo que respecta a torneos del circuito amateur, dos hitos articulan la trayectoria de la andaluza, como son el subcampeonato del Abierto de Estados Unidos (US Women’s Amateur) de 2008, en Eugene (Oregón), y un nuevo triunfo en el Abierto Británico (British Ladies Amateur), en 2009 en Gales.

En estos años, además, supo compaginar sus compromisos deportivos universitarios e individuales con los propios del equipo nacional. Así, el 14 de julio de 2007 ganó junto a Carlota Ciganda, Belén Mozo, Araceli Felgueroso, Emma Cabrera y Carmen Pérez-Narbón el Campeonato de Europa por Equipos (European Ladies Team Championship), en Castelconturbia (Italia), y en 2008, en Stenungsund (Suecia), se alzó con la medalla de bronce en este mismo torneo. Por último, en 2009 se adjudicó la medalla de oro individual y también la colectiva en los Juegos Mediterráneos de Pescara (Italia).

Graduada en Psicología por la Arizona State University magna cum laude en mayo de 2009, Azahara abandonó el amateurismo y se convirtió en jugadora profesional de golf en septiembre de 2009, debutando en un torneo clasificatorio para la LPGA (Ladies Professional Golf Association) celebrado en California y donde obtuvo la 2.ª plaza y, por consiguiente, el pase a la final. Esta se llevó a cabo en diciembre y en ella, con su 5.º puesto, la andaluza se hizo con la tarjeta profesional que le ha permitido competir en el circuito profesional americano desde la temporada 2010.

Este hecho y sus pretensiones de jugar efectivamente en Estados Unidos le condujeron a instalarse definitivamente en este país, fijando su residencia en Palm Beach (Florida) a finales de 2009. Por su parte, debutó en el calendario profesional europeo (Ladies European Tour) ganando el 3 de octubre el Masters de Madrid.

Su primer año completo como profesional fue, obviamente, 2010, en el que fue elegida la mejor novata del Circuito de la LPGA después de 21 torneos jugados, destacando sus posiciones en los grandes: 11.ª en el Campeonato de la LPGA, 19.ª en el Abierto de Estados Unidos y 19.ª en el Abierto Británico.

En 2011, con 23 torneos a sus espaldas, brilló en el LPGA Championship (8.ª) y, sobre todo, en su debut en la Copa Solheim absoluta, en Irlanda, donde proporcionó a Europa el punto del triunfo. La malagueña volvería a estar en este certamen bienal en Colorado 2013 –Europa revalidó la copa–, Alemania 2015 –derrota europea– y Escocia 2019 –Europa recuperó la hegemonía tras dos ediciones–, totalizando 16 partidos por el equipo europeo.

La primera y hasta la fecha única victoria de Azahara en la LPGA se produjo el 20 de mayo de 2012 en Gladstone (Nueva Jersey), escenario del Sybase Match Play Championship que terminó adjudicándose. Continuando la senda del triunfo, aunque ya en escenario europeo, en 2013 y 2014 se alzó con el primer puesto en el Abierto de Francia.

La mejor temporada hasta la fecha de la jugadora sampedreña ha sido, sin lugar a dudas, la de 2014, que concluyó como 14.ª mejor jugadora del mundo según el ranking internacional gracias a puestos como el 2.º en el HSBC Women’s Championship, el 4.º en el Campeonato de la LPGA, el 7.º en el ANA Inspiration y el 12.º en el Abierto Británico, todos ellos puntuables para la LPGA y los tres últimos considerados majors.

Además, con España se proclamó campeona de la primera edición de la International Crown, torneo por equipos nacionales de carácter bianual y perteneciente a la LPGA que ese año hizo su puesta de largo en Baltimore (EEUU). Una especie de mundial por naciones en el que la formación española, formada por las andaluzas Azahara Muñoz y Belén Mozo, Beatriz Recari y Carlota Ciganda, derrotó en la final a Suecia.

Durante los cursos deportivos de 2015 a la actualidad, Azahara Muñoz no ha bajado el ritmo de competición, habiendo disputado en el circuito de la LPGA un total de 23 (2015), 27 (2016), 26 (2017), 26 (2018), 26 (2019) y 11 torneos (2020), si bien los resultados no le han acompañado como en años anteriores. Hay que destacar el 17.º puesto en el British Open de 2016, antes de vivir la experiencia privilegiada de participar en unos Juegos Olímpicos, y el 20º en el Inspiration ANA de 2018. Ese mismo año fue 2ª en el Campeonato LOTTE y 4ª en el Meijer Classic, y en 2019 de nuevo 2ª en el KIA Classic y 3ª en el Campeonato Mundial HSBC, pero la victoria se le sigue resistiendo.

Por su parte, en el circuito europeo (Ladies European Tour), la malagueña ha elevado a cinco su casillero de triunfos, ya que ha sumado al Masters de Madrid de 2009 y a los abiertos de Francia de 2013 y 2014 los abiertos de España de 2016 y 2017. En 2018 fue en cambio 2ª en el Abierto de España y 4ª en 2019, año en el que también se clasificó 5ª en el de Francia, y en 2020 de nuevo 2ª en el de Escocia.

Actualmente, la malagueña continúa viviendo en Florida junto a su marido, Tim Vickers, con el que se casó en Málaga el 19 de diciembre de 2015, compitiendo profesionalmente en el calendario americano en busca de su mejor nivel de juego.

Biografía extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y José Manuel Rodríguez Huertas, y actualizada a 20 de noviembre de 2020