Antonio Jesús Martín Gaitán

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Antonio Jesús Martín Gaitán
Paralímpico

Antonio
Martín

Málaga

Antonio Jesús Martín Gaitán

20.04.1982

Málaga

3
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2004 Atenas (Grecia)Fútbol_5MasculinaFútbol 5
Medalla de bronce
2008 Pekín (China)Fútbol_5MasculinaFútbol 5
Puesto 4
2012 Londres (Reino Unido)Fútbol_5MasculinaFútbol 5
Medalla de bronce


Biografía de Antonio Jesús Martín Gaitán

Surgió de la nada, como recuerda alguno de sus compañeros, y después de apenas cuatro años en el alto nivel atlético se marchó, eso sí, habiéndose ganado el privilegio de poder afirmar que fue campeón del mundo y subcampeón paralímpico en el relevo largo. Juan Martínez, mediofondista con resistencia para los 800 y 1.500 y velocidad para los 400 metros, dejó el deporte de rendimiento con solo 21 años para empezar a trabajar, dejando la duda de cuáles hubieran sido sus límites de haber continuado.

Nacido el 25 de noviembre de 1980 en Granada capital, aunque vivió hasta los 9 años en la pedanía de Belicena, perteneciente al municipio de Vegas del Genil. Entonces, sus padres Domingo y María decidieron mudarse con sus seis hijos –Juan es el penúltimo– a Alhendín, donde durante doce años regentaron una panadería. En este pueblo próximo a la capital, nuestro protagonista creció, estudió (en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús) y jugó en sus calles, debiendo reseñar que su discapacidad física –amputación de la mano izquierda– se debe a un accidente que sufrió manipulando un petardo cuando tenía 15 años, en 1995.

Juan llegó al atletismo por casualidad. Como él rememora, “fui a correr una carrera un fin de semana por invitación de un conocido y vieron que tenía potencial, así que seguí participando en otras carreras. En una de ellas coincidí con José Manuel Fernández Barranquero, quien no logró separarse de mí en toda la prueba. A la conclusión me preguntó ‘¿De dónde has salido tú?’ y me aconsejó que siguiese corriendo con él en categoría adaptada”. Aquellos inicios datan de principios de 1998 y marcaron el comienzo de la fulgurante trayectoria de este granadino que gustaba y gusta de correr por el campo, cuando no lo hizo en el Estadio de la Juventud de Granada la temporada paralímpica.

A los pocos meses de comenzar en serio, Juan se presentó en el Campeonato de España de atletismo para discapacitados físicos, en Ciudad Real (1998), e hizo que todos conociesen su nombre al ganar los 1.500 metros y obtener la medalla de bronce en 800, en categoría T46. Fruto de ello en la temporada siguiente fue incluido en el equipo español que concurrió al primer Campeonato del Mundo del ISOD, llevado a cabo en agosto en Sabadell (Barcelona), donde su contribución a la medalla de oro española en 4×400 T44-46 y la plata individual en 1.500 –que conllevaba el título nacional– le supusieron el billete de ida para Sídney.

Por tanto, durante 2000 quedaba preparar de la mejor manera posible el debut en los Juegos. Una preparación que comenzó durante la campaña invernal de campo a través –destacó su 6.ª posición individual en el Campeonato del Mundo IPC, el 18 de marzo en Vilamoura (Portugal)–, incluyó muchas horas de entrenamiento en Granada al objeto de compenetrar el relevo largo nacional y culminó en el Campeonato de España de Leganés, en el que nuestro protagonista revalidó el título nacional de 1.500 metros (tercera medalla de oro consecutiva).

Así las cosas, Juan Martínez acudió a la Paralimpiada de Sídney sin haber cumplido los 20 años y disfrutó de aquella experiencia inopinada tres años atrás cuando principió en el atletismo en Granada. El de Alhendín debutó el 22 de octubre en la final directa de 1.500 metros T46 y se alzó con su primer diploma al terminar en el 5.º puesto (de 9 corredores) con un tiempo de 4:07.85, a tres segundos del bronce y a casi diez del campeón, el americano Robert de Friese Evans.

Dos días más tarde llegó el momento más esperado, la carrera de relevos 4×400, en la que estaban depositadas esperanzas de medalla. Así fue. España, compuesta por el catalán David Barrallo y los andaluces José Manuel Fernández, Juan Martínez –haciendo la tercera posta– y Marcos Dueñas, fue la alternativa de la intratable Australia –primera con 3:32.44– y se aupó al segundo puesto por delante de Francia y las descalificadas Alemania y China.

Con la medalla de plata al cuello, Juan clausuró sus particulares Juegos Paralímpicos en la final directa de los 800 metros el 27 de octubre, que congregó a ocho atletas. El podio fue cosa del costamarfileño Oumar Kone (1:58.36), el portugués José Monteiro (1:58.79) y el español José Manuel Fernández (1:59.03), en tanto que nuestro protagonista entró 4.º, deteniendo el crono en 2:00.26 y haciéndose con un segundo diploma.

A su regreso de Sídney, Juan Martínez desapareció de la escena atlética y apenas si aguantó un año más corriendo a bajo gas debido a la necesidad de trabajar y, como él afirma, un poco desencantado de la escasez de apoyos y las promesas incumplidas tras el éxito de Sídney.

En la actualidad, trabaja como encargado de la gestión de jardinería en un grupo de empresas granadino y vive en Las Gabias junto a su mujer e hija de tres años. En 2017 el gusanillo de correr volvió a recorrerle las piernas y se calzó de nuevo las zapatillas para participar en carreras populares de 5/10 kilómetros sin ponerse ni objetivos ni límites en el futuro.

Biografía cerrada a 31 de marzo de 2018 y extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y Jose Manuel Rodríguez Huertas