Alejandro Zarzuela Beltrán

DEPORTISTAS OLÍMPICOS Y PARALÍMPICOS ANDALUCES

Alejandro Zarzuela Beltrán
Paralímpico

Alejandro
Zarzuela

Cádiz

Alejandro Zarzuela Beltrán

02.04.1987

Jerez de la Frontera (Cádiz)

3
Juegos ParalímpicosDeporteCategoríaPrueba
Resultado
2012 Londres (Reino Unido)Baloncesto_en sillaMasculinaBaloncesto en silla
Puesto 5
2016 Río de Janeiro (Brasil)Baloncesto_en sillaMasculinaBaloncesto en silla
Medalla de plata
2020 Tokio (Japón)Baloncesto_en sillaMasculinaBaloncesto en silla
Puesto 4


Biografía de Alejandro Zarzuela Beltrán

Cuando el 17 de septiembre de 2016 la selección española de baloncesto en silla recibió la medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, al lado de los tres miembros andaluces de la misma, Jesús Romero, Alejandro Zarzuela y Pablo Zarzuela, “estaban” de una forma o de otra José Antonio Montenegro, Diego de Paz, Luis Albelda, Antonio Henares, Gaspar Anaya, Salvador Zurita y otros muchos andaluces que han llenado el equipo nacional desde que echara a rodar en el lejano 1969, siendo Andalucía la región que más jugadores internacionales ha tenido.

Esa medalla, ese subcampeonato, significó la culminación de la larga búsqueda de una gloria paralímpica que se le había resistido a muchas generaciones de jugadores y que, al fin, ha venido a ser alcanzada por la camada de los Júniors de Oro, los campeones europeos sub-22 de 2006 y 2008, de los que el gaditano Alejandro Zarzuela es uno de los mejores exponentes, siendo uno de los más respetados clase 3 del mundo por su capacidad defensiva, reboteadora e intimidatoria.

Nacido el 2 de abril de 1987 en Jerez de la Frontera (Cádiz), Alejandro vino al mundo con una lesión de espina bífida –al igual que su gemelo Pablo– que le ha obligado desde pequeño a usar muletas o silla de ruedas para desplazarse. Hijo de Juan Miguel y Toñi, nuestro protagonista es el tercero de tres hermanos, tras Juan Miguel y Pablo Jesús, el primero de los gemelos en nacer.

Toda su infancia y adolescencia transcurrió en su ciudad natal, donde completó la Educación Primaria en el CEIP Alcazaba y la Secundaria y Bachiller en el IES Almunia, tras lo cual, con 16 años, abandonó los estudios –pese a la rotunda oposición de su madre– para consagrarse profesionalmente al baloncesto en silla, cuyos comienzos datan de 1999.

Por entonces, Alejandro, deportista vocacional, había hecho natación y ciclismo y se hallaba inmerso en la práctica del tiro con arco dentro del Club Carcaj y junto a su padre, al cual había contagiado esta afición que, ciertamente, causó extrañeza en la familia cuando la expuso. Ese año de 1999 su gemelo Pablo había comenzado en el basket en silla por consejo de un jugador del CB Jerez, José María Buzón, y Alejandro, por imitación y a raíz de ir a verle jugar un día, hizo lo propio, dejando el arco y las flechas y empezando a entrenar para adquirir la destreza, la técnica y la puntería necesarias para destacar en esta compleja disciplina.

Tras un breve periodo de aclimatación, Alejando y Pablo iniciaron su trayectoria competitiva con solo 12 años en el CB Jerez durante la temporada 1999-2000 y a las órdenes de Abraham Carrión en Segunda Nacional. Desde ese momento, tan solo durante cinco temporadas han jugado los gemelos en equipos distintos. En el caso de nuestro biografiado, Alejandro, hay que indicar que ha militado en nueve clubes: CB Jerez (1999-2000 y 2000-2001), CD Safemi de San Fernando (2001-2002 a 2003-2004), CD ONCE Andalucía (2004-2005 a 2006-2007 y 2009-2010), Polaris World/Peinsa La Union BSR de Murcia (2007-2008 y 2008-2009), BSR Marbella (2008-2009), Fundación Grupo Norte de Valladolid (2010-2011), CD Ilunion de Madrid (2011-2012 a 2013-2014 y 2015-2016 a 2019-2020), Galatasaray SK de Estambul (2014-2015) y Amiab Albacete (desde la 2020-2021).

Jugando siempre en División de Honor, excepto en Jerez (Segunda), San Fernando (Segunda y Primera en 2004) y Marbella (Primera) –adonde recaló tras la descalificación y desaparición por motivos económicos de La Unión–, su palmarés de club es riquísimo al poseer 11 títulos de liga (2005, 2006 y 2010, con el ONCE Andalucía; 2011 con la Fundación Grupo Norte; 2012, 2013, 2014, 2016, 2017 y 2019, con el CD Ilunion; y 2015, con el Galatasaray turco), 13 copas nacionales (2005, 2006 y 2010, con el ONCE Andalucía; 2012, 2013, 2014, 2016, 2017, 2018, 2019 y 2020 con el CD Ilunion; 2015, con el Galatasaray turco; y 2021 con el Amiab Albacete) y dos Copas de Europa (IWBF Champions Cup) con el Ilunion (2016 y 2017). En esta, la principal competición continental de clubes, posee además tres subcampeonatos (2014, 2018 y 2019) y un tercer puesto (2013) y la nominación en el quinteto ideal de la competición en 2012 y 2013.

Discípulo, alumno aventajado y luego jugador referencia de técnicos como Abraham Carrión –bajo sus órdenes ha estado nueve temporadas–, Matteo Feriani, José Castro, Remzi Sedat y José Manuel Artacho, Alejandro Zarzuela alcanzó la categoría de jugador internacional en 2004 cuando, a sus 17 años, comenzó a construir su sueño de participar algún día en los Juegos Paralímpicos al ser convocado por el equipo nacional joven para competir en el Campeonato de Europa sub-22 que acogió Malle (Bélgica). Allí, España consiguió la medalla de bronce.

Con la selección “pequeña”, el jerezano seguiría actuando hasta 2009 –cuando cumplió los 22 años– para cubrir la mejor época de este equipo, no en vano, tras el reseñado bronce, se proclamó campeón de Europa en los dos siguientes certámenes, Estambul 2006 y Adana 2008, ambos en Turquía, venciendo en las respectivas finales a Reino Unido (65-54) y el cuadro anfitrión (95-57). En los dos títulos, con Paco Aguilar de seleccionador, Alejandro estuvo acompañado por su hermano Pablo y en 2008 fue designado para el quinteto ideal.

Asimismo, Alejandro asistió a dos ediciones del Campeonato del Mundo sub-23. La primera en 2005, en Birmingham (Reino Unido), donde los españoles –estuvieron también los andaluces Jesús Romero, Israel Sánchez y Antonio Benítez, y Pablo fue convocado, pero enfermó– estuvieron discretos (puesto 9.º), y la segunda en 2009, cuando contribuyó significativamente junto a su gemelo a la conquista de una sensacional medalla de plata, cediendo únicamente ante los americanos en la final (54-77) en París.

Para entonces nuestro biografiado ya había debutado en el equipo nacional absoluto: en 2007, con 20 años. Esa temporada concurrió al Campeonato de Europa que tuvo lugar en Wetzlar (Alemania), donde España acabó 6.ª y perdió una vez más la ocasión de clasificarse para los Juegos Paralímpicos (Pekín 2008). Cuatro años después, el jerezano retornó a la selección de la mano del técnico Óscar Trigo, que quiso contar con él para el trascendental Europeo de 2011, en Nazaret (Israel). Otra vez se jugaba el ser o no ser en las Paralimpiadas y los españoles, por fin, rompían la “maldición” y con su medalla de bronce –el último podio continental de España databa de 1995– rompían una racha de 16 años de ausencia en los Juegos al conseguir una de las plazas en juego.

Para Londres 2012 Trigo llamó a los andaluces Alejandro Zarzuela, Jesús Romero y Diego de Paz, artífices de la clasificación, aunque no a Pablo Zarzuela, lesionado. Completaron el conjunto Bernabé Costas, Ismael García, Asier García, Jaume Llambi, Roberto Mena, David Mouriz, Rafa Muiño, Daniel Rodríguez y Francisco Sánchez.

Con doce equipos en competición, los españoles debutaron el 30 de agosto con victoria ante Italia (67-40) y a continuación ganaron a Sudáfrica (74-50), perdieron contra Australia (59-75), batieron a Turquía (67-64) y cayeron ante Estados Unidos (55-63). Pese a ello no lograron escapar de la 4.ª posición del grupo A, por detrás de australianos, turcos y americanos, lo que les clasificaba para cuartos de final, eso sí, contra el vencedor del otro grupo, Canadá. En el citado cruce, el 5 de septiembre, los canadienses barrieron (51-77) a los españoles, quienes se recompusieron y cerraron el torneo venciendo a Turquía (86-78) y Alemania (67-48) para auparse a la 5.ª posición el 8 de septiembre. Un notable diploma paralímpico.

Tras cumplir su sueño de juventud, Alejandro Zarzuela encaró el que hasta la fecha ha sido el mejor ciclo deportivo de su vida. Su mayor madurez y experiencia y el nivel de juego alcanzado redundaron en los reseñados éxitos con sus clubes e, indudablemente, en los que llegaron vestido con la camiseta nacional.

Al año del diploma en Londres, Alejandro, ya siempre en compañía de su mellizo Pablo, repitió medalla de bronce –fue incluido en el quinteto ideal– en el Campeonato de Europa de 2013, en Fráncfort (Alemania), metal que representaba la clasificación para el Mundial sucesivo y el fin de una secuencia de 16 años sin que España pisase el certamen universal. El regreso fue sumamente satisfactorio ya que los jugadores de Óscar Trigo llegaron a semifinales, si bien en los dos últimos partidos Estados Unidos (49-56) y Turquía (63-68) separaron a los españoles de la final y la medalla de bronce, respectivamente. De todas formas, la 4.ª posición en Incheon (Corea del Sur) representa el mejor resultado de España en sus seis presencias mundialistas.

Posteriormente, ya con José Manuel Artacho como seleccionador, Alejandro Zarzuela ha engrosado su casillero de internacionalidades participando en tres campeonatos de Europa, Worcester 2015 y Tenerife 2017 –ambos saldados con la 5.ª posición–, y Walbrzych 2019 –en este había vuelto al banquillo Óscar Trigo–, donde España se colgó la medalla de plata tras un certamen inmaculado hasta la final, cuando cedió ante los ingleses por 77-52, siendo Alejandro el máximo reboteador del campeonato. Ya con Trigo estuvo nuestro biografiado asimismo en su segunda cita mundialista en Hamburgo 2018, donde España acabó 5.ª.

Entre medias de estos eventos, Alejandro estuvo por supuesto en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, cuya clasificación se obtuvo en el europeo inmediatamente anterior. El brillante desenlace en Brasil ya lo conocemos. El combinado formado por Agustín Alejos, Jordi Ruiz, Jaume Llambi, Francisco Javier Sánchez, Daniel Stix, Carlos Vera, Amadou Tijane Diallo, Asier García, David Mouriz y los andaluces Jesús Romero y Alejandro y Pablo Zarzuela superó la primera fase como primero de grupo después de haber ganado a Canadá (80-46), Japón (55-39), Australia (75-64) y Holanda (66-48), y solo haber cedido frente a Turquía (65-68).

Más adelante, se impuso a Alemania (70-66) en cuartos de final y a Reino Unido (69-63) en semifinales para plantarse en la final del 17 de septiembre ante Estados Unidos, verdugo en campeonatos anteriores y que volvió a serlo en los Juegos al ganar por 52-68 a una España que se mantuvo a su mismo nivel hasta bien avanzada la segunda mitad.

Cuatro –en realidad cinco– años más tarde, Alex volvió a ser convocado por Trigo para disputar sus terceros Juegos, los de Tokio 2020, de nuevo junto a su hermano Pablo. Encuadrada en el grupo A, la selección española cuajó una fase preliminar inmaculada, con victorias ante Corea del Sur (65-53), Canadá (78-41), Colombia (74-56), Turquía (79-61, con 16 puntos y 10 rebotes suyos) y Japón (79-61). Primera de grupo, España batió en cuartos de final a Alemania (71-68), pero en semifinales cayó ante Estados Unidos, como en la final de Río, por 52-66 y pese a los 17 puntos de Alejandro. Mismo registro que anotó en el partido por el bronce, que tampoco pudieron ganar los españoles ante Reino Unido (58-68), que ya fue verdugo en la final del Europeo de Polonia. En suma, España debió conformarse con la cuarta plaza y el diploma.

En la actualidad, Alejandro Zarzuela, Premio Andalucía de los Deportes 2016, vive en Albacete junto a su mujer, Vicky. A la ciudad manchega se mudó en 2020 para afrontar su nueva etapa en las filas del Amiab. Unas dolencias que arrastraba desde tiempo atrás le han llevado al quirófano en el tramo final de 2021 para operarse de ambos hombros, por lo que se perderá el Europeo de Madrid.

Biografía extraída del libro 341 Historias de Grandeza, de los autores Pepe Díaz García y José Manuel Rodríguez Huertas, y actualizada a 19 de noviembre de 2021