Triste noticia la que recogen las secciones deportivas de la prensa onubense de esta semana. Francisco Peralta Osorno, primer andaluz olímpico en la modalidad de tiro con arco, falleció el pasado miércoles 18 de marzo, en Huelva, a la edad de 76 años.

Participante en Moscú 1980, donde obtuvo el puesto 33.º en la prueba individual, abrió el camino del tiro del arco andaluz en los Juegos Olímpicos, un ejemplo que luego seguirían su paisano Pepe Prieto (1984), el gaditano Manuel Jiménez (1988), el sevillano Felipe López (2004) y el granadino-jiennense Elías Cuesta (2012).

Su pasión por el tiro con arco era desbordante y, como muestra, el gran sacrificio que realizó en la búsqueda del nivel suficiente para aspirar a los Juegos Olímpicos de 1980. Ya metido en la segunda mitad de aquel ciclo olímpico y para perfeccionarse con el único entrenador que tuvo en su carrera deportiva, el seleccionador nacional Tomás Cerra, viajó todos los viernes a Oviedo, de donde regresaba a Huelva el lunes por la madrugada para trabajar por la mañana, después de descansar mínimamente.

En el ámbito onubense, Paco Peralta fue el tercer olímpico de la provincia, después de que lo hubieran sido el atleta Jesús Diéguez, en 1924, y el nadador Emilio Díaz, en 1960.

Para conocer más profundamente la semblanza de este gran deportista, recomendamos la lectura de la síntesis biográfica que figura en la base de datos de olímpicos y paralímpicos que la Fundación Andalucía Olímpica pone a disposición de todos los ciudadanos a través de su web:

http://www.fundacionandaluciaolimpica.org/olimpismo/
http://www.fundacionandaluciaolimpica.org/olimpismo/biografias-olimpicas/francisco-peralta-osorno/.

D.E.P.