La historia olímpica del deporte andaluz comenzó en 1900, con la participación del tirador jerezano Mauricio Álvarez de las Asturias Bohorques y Ponce de León. Este andaluz es además, tras la reorganización que el Comité Olímpico Internacional efectuó en 2004 de las pruebas deportivas celebradas dentro de la Exposición